Turismo en Mont Blanc y Nevado de Toluca: mismo problema con dos soluciones

El turismo masivo es una problemática tanto en el Mont Blanc como el Nevado de Toluca: comparar las medidas de control revela datos importantes.

El presidente francés, Emmanuel Macron prometió en un evento celebrado en Chamonix hace unos días crear una nueva reserva alrededor del Mont Blanc (4,808msnm) como parte de una serie de políticas ambientales y de las medidas que las autoridades de dicho país han venido estableciendo para proteger la montaña. Mientras tanto, el Nevado de Toluca (4,680msnm), en México, se enfrenta a una problemática similar sin soluciones estratégicas realmente propuestas, aún cuando es radicalmente urgente.

Para poner las cosas más claras, durante el verano aproximadamente 30,000 personas intentan escalar el Mont Blanc cada año -un promedio de 200 a 300 por día-, mientras que en épocas invernales y con la caída de nieve el Nevado de Toluca recibe esa misma cantidad de visitantes -30,000- en un sólo fin de semana. Impresionante, ¿no?

La visita del presidente a los Alpes franceses se produce después de que un alcalde de la ciudad cercana pidió una mayor protección en la región en septiembre pasado. En el evento, Macron dijo que proteger el medio ambiente es la «batalla del siglo»; así, para fines del 2020 ampliará los espacios protegidos a un tercio del territorio francés, con lo que además se establecerán reglas estrictas respecto al número de personas que pueden visitar la montaña, especialmente en el verano. 

El glaciar del Mont Blanc conocido como el Mar de Hielo ha retrocedido dos kilómetros desde 1850, 700 metros en los últimos 30 años. Un efecto del cambio climático que también se puede percibir de manera muy clara en los volcanes mexicanos. De hecho, hablando concretamente del Nevado de Toluca, un volcán que incluso alcanzó los 200 días nevados al año, en esta época invernal llegaron muy tarde y la nieve apenas duró unos cuantos días. En términos generales, los especialistas consideran que para el 2030 ya no habrá hielo perenne en nuestras montañas mexicanas.

Asimismo, las problemáticas del Nevado de Toluca no sólo giran en torno a las las malas prácticas de los visitantes, sino también la tala legal e ilegal, la deforestación y el crecimiento de la mancha humana. En 2014 la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) recategorizó el sitio, pasando de ser Parque Nacional a Área de Protección de Flora y Fauna, con lo que abrió el paso para su manejo.

En 1936 se decretó el Nevado de Toluca como parque nacional, junto con prácticamente todos los parques nacionales de la Faja Volcánica Transmexicana, como el Izta-Popo. Con ello se pagaría la expropiación para que los terrenos pasaran a ser propiedad de la nación en vez de los dueños de la tierra que los poseían. De acuerdo a la Revista de Ciencias de la UNAM, esa expropiación nunca se pagó y la gente siguió viviendo ahí. Con el cambio de la categoría del parque del 2014, lo que se solucionó es que ahora sí es legal realizar actividades económicas dependiendo de la zonificación. Es decir, no se protegió al parque, sino que se ajustó su categoría para que la actividad económica no fuera ilegal. En el 2019 los diputados locales aprobaron reformas para sancionar hasta con 20 años de prisión el delito de tala ilegal.

Mochilas sin basura: no solo es traerla de vuelta, es no generarla

Por su parte, la compleja historia de la protección del Mont Blanc inició en 1980, cuando se intentó establecer programas transfronterizos para adecuar las actividades humanas con la conservación y para coordinar las medidas adoptadas por los tres países que lo comparten, Francia, Italia y Suiza. En el 2000 Francia buscó que la montaña fuera inscrita en la lista del Patrimonio de la humanidad de la Unesco y que no prosperó porque el territorio lo compartes tres países.

A partir del 2007 los alcaldes franceses comenzaron a establecer medidas más estrictas en torno al número de personas que podrían ascender la montaña con la finalidad de acabar con la masificación que satura este espacio natural. El Mont Blanc es uno de los sitios turísticos más visitados del Planeta; en los últimos veranos los daños se han multiplicado por la inconsciencia de los visitantes.

Tres razones contundentes para no tirar basura orgánica en la montaña

¿Por qué comparar el Mont Blanc y el Nevado de Toluca?

Sí, en términos geopolíticos y económicos las complejas problemáticas que presentan dos montañas tan lejanas como lo son el Mont Blanc y el Nevado de Toluca son sumamente diferentes. No obstante, el compararlas no es un acto que propone -a modo malinchista- traer las soluciones establecidas en el país francés al Nevado de Toluca.

Lo que realmente permite la comparación es reflexionar sobre las medidas establecidas por el Gobierno de Francia para salvaguardar la montaña en relación a las prácticas de los visitantes. ¿Cómo se está controlando la masificación turística en el Nevado de Toluca? es la pregunta que cabría hacernos.

En el Nevado de Toluca las autoridades competentes se han visto forzadas a valorar posibles restricciones (tanto vehiculares como peatonales) en función del clima, la afluencia y las condiciones de los accesos, algo que ya ha sucedido en diversas ocasiones y que tiene como objetivo salvaguardar a los visitantes y proteger el parque.

La razón de la afluencia masiva es que, aunque la altura de ambas montañas no es muy distinta el ascenso al Mont Blanc es «más complejo», mientras que el acceso a las lagunas y la cumbre de Nevado de Toluca es menos técnico -incluso, hace unos días fue noticia nacional que un Policía Estatal de la Secretaría de Seguridad del Estado de México llegó en cuatrimotos y trocas hasta el cráter para armar una reunión con música y bebidas-.

Así pues, lo anterior exige, forzosamente, que las medidas restrictivas del acceso al Nevado de Toluca deben ser contundentes y respaldadas por el buen funcionamiento de las leyes de protección del parque. Y no, no sólo en relación a la fiesta organizada en las lagunas por el funcionario público, sino por el hacinamiento humano que se vive en dicho volcán y, sobre todo, en épocas invernales. El Nevado de Toluca no está preparado para recibir entre 20 mil y 30 mil visitantes en tan sólo dos días por temas seguridad y también porque supera la capacidad de la montaña.

Los accesos al Mont Blanc son muy controlados por parte del gobierno francés. Todos los montañistas deben acatar normas estrictas si quieren hacer cumbre pasando por el departamento francés de Haute-Savoie. Pero incluso con estas estrictas reglas, la zona recibía un gran número de visitantes y faltas en el reglamento, lo cual culminó con la implementación de nuevas “medidas especiales”.

¿Qué significa Ayoloco? Un nombre originario para un glaciar en extinción

Medidas del Mont Blanc

Las autoridades francesas han venido estableciendo controles desde hace ya tiempo. Por ejemplo, el año pasado se tomaron “medidas especiales”, entre ellas una multa de 300,000 euros y hasta dos años de cárcel para los que utilicen los refugios en el Mont Blanc sin permiso. En 2018, el gobierno restringió brevemente el acceso a la cumbre debido a las preocupaciones sobre el turismo y la contaminación.

2020

  • Se les pedirá a los montañeros que presenten pruebas de que han planeado su ascenso.
  • Previa reserva de lugares a lo largo de la ruta.
  • Equipo específico.
  • Aumento de las multas por incivismo desde los 38 euros actuales hasta un mínimo de 750 y un máximo de 1,500 euros.

Recomendaciones CONANP para visitar el Nevado de Toluca

1. Infórmate con las autoridades correspondientes sobre las condiciones actuales en el Nevado de Toluca.
2. Planea tu visita y verifica las condiciones meteorológicas en el Sistema Meteorológico Nacional; no te dejes sorprender por fotografías falsas.
3.  Si contratas algún servicio turístico, cerciórate que cuente con la autorización para brindar servicios dentro del APFF Nevado de Toluca.
4.  El acceso principal al Nevado de Toluca es por la carretera Toluca-Sultepec, pasando por los parajes “La Puerta o Dos Caminos”, NO por Calimaya.
5. La ruta de acceso vía GPS es con destino a “Parque de los Venados”.
6. El único sitio de estacionamiento es el paraje “Parque de los Venados”.
7.  Prohibido el ingreso de vehículos todo terreno al cráter (Zona núcleo).
8.  Revisa y respeta los señalamientos.
9.  Si la nieve lo permite, el ingreso al cráter es hasta las 15:00 hrs.
10.  No te salgas de los senderos establecidos y señalados. No exponerse buscando rutas alternas, ya que es sumamente riesgoso tanto para el visitante como para los cuerpos de búsqueda y rescate.
11. No podrás ingresar con mascotas ni drones al cráter (Zona Núcleo).
12.  Prohibida la extracción de la flor de montaña comúnmente llamada rosa de las nieves o de cualquier especie de flora y fauna.
13.  Por tu seguridad, el ascenso a los picos del cráter se podrá realizar con vestimenta, equipo adecuado para montaña y guía acreditado.
14.  Llévate tu basura del Área Natural Protegida.
15. Sigue las indicaciones e instrucciones de los guardaparques y personal de seguridad.

Manual sencillo del montañismo ecológicamente responsable