Seis alimentos para la montaña que puedes preparar tú mismo

Estas seis recetas no sólo son de alimentos nutritivos, sino además te permitirán generar la menor cantidad de basura posible.

La forma más sencilla de satisfacer nuestro apetito en la montaña es cargar con un buen número de alimentos listos para comer: barritas energéticas, dulces, chocolates, sándwich y una gama amplia de productos que encontramos «listos para comer» en el súper o «tiendita» de camino al cerro.

Sin embargo, la gran mayoría de estos productos, que pueden ser nutritivos, producen basura, mucha basura. Y si bien la traemos de vuelta para tirar en el bote de la casa, inevitablemente irá a los vertederos y, en muchos casos, a los ríos, cuencas y mares. 

Ahora bien, las siguientes seis recetas son una buena opción para evitar generar tanta basura y, además, saber exactamente lo que comemos. Claro, lo mejor será que todo se compre a granel y en bolsa de tela (en el mercado, esto es más sencillo).

-MOCHILAS SIN BASURA: NO SOLO ES TRAERLA DE VUELTA, ES NO GENERARLA-

Avena power

La avena es uno de los superalimentos que son fáciles de adquirir. El consumo de avena se remonta a los inicios de la civilización humana. Cuando comenzó el sedentarismo, fue uno de los primeros alimentos que se obtuvieron en los campos de cultivo.

Este alimento te proporcionará energía y a un mismo tiempo te sentirás ligero. Funciona perfecto para esas personas que no quieren pasar horas en la cocina y que no son de comer grandes cantidades de comida a lo largo de su día en la montaña.

Ingredientes: una taza de avena cruda, leche de tu preferencia, miel de abeja, nueces o almendras, frutos del bosque (fresas, frambuesas, zarzamoras, arándanos, etc.), canela, (también puede llevar manzana cortada en cubitos).

Preparación: en un recipiente que tenga el tamaño de tu preferencia, vierte la avena, la canela, los frutos del bosque, la miel, las nueces o almendras. Agrega la leche, que cubra muy bien el alimento. Mezcla, tapa y mételo al refri. Al día siguiente, empácalo en tu mochila y ¡listo! un delicioso y nutritivo alimento que no requiere de mayor preparación, (no olvides la cucharita).

Barritas energéticas

Son el alimento perfecto, y estas barritas en concreto son muy sanas y te proporcionarán la energía suficiente para practicar tu deporte favorito de un día por la montaña. Además,  son muy prácticas y fáciles de transportar, incluso durante la realización del ejercicio, por su forma compacta y pequeña.

Ingredientes: arándanos, dátiles o higos (unas 20 piezas), cereales como muesli, copos de avena, cereales inflados (100g), frutos secos como nueces, almendras o avellanas (25g), miel (dos cucharadas).

Preparación: Pon el la batidora los dátiles, arándanos o higos (o un poco de cada) por la batidora, y por separado, haz lo mismo con los cereales. A continuación mezcla lo anterior con los frutos secos y la miel hasta incorporar bien los ingredientes. Pon la mezcla sobre un recipiente y aplástala hasta hacer una capa homogénea de unos tres centímetros. Corta con un cuchillo en forma de barrita. Humedece. Mételo en el horno. Una vez tostadas, mete las barritas en la nevera durante unos 45 minutos y ¡ya tienes tus reservas de energía preparadas! Las barritas son aptas para celíacos.

-Te puede interesar, EN LA ERA DEL PLÁSTICO, EL ESCALADOR RECICLA Y REUTILIZA-

Mix de frutos secos, deshidratados y semillas en bolsas con cierre reutilizables

Otro alimento sencillo de preparar (quizá el más fácil) que nos aporta grasas y una pequeña proporción de proteínas vegetales. Logran alentar el vaciado gástrico.

Ingredientes: todo tipo de frutos secos y deshidratados, así como semillas; por ejemplo: almendras, nueces, avellanas, anacardos; así como arándanos, uvas o ciruelas pasas, orejones, dátiles, higos; y semillas de girasol.

Preparación: en una bolsa con cierre reutilizable agrega un puñado de cada uno de los frutos secos, deshidratados y semillas que conseguiste. Mezcla y empaca en tu mochila. Un tip delicioso es agregar cuadritos de chocolate amargo.

Sandwich de crema de cacahuate con plátano

Combinar un pan con mantequilla o crema de cacahuate, plátano y miel es muy saludable. Es un alimento sencillo, rico, nutritivo y llenador, pues incluye frutas, nueces, grasas insaturadas, granos enteros y fibra que te proporcionarán, además, una fuente continua de energía suficiente para pasar el día en la montaña.

Ingredientes: pan de molde (mejor si es integral), crema de cacahuate, miel y un plátano.

Preparación: Unta dos rebanadas de pan con la crema de cacahuate y un poco de miel. Agrega el plátano cortado en rodajas en uno de ellos. Tapa, envuelve con una servilleta y guarda en una bolsa Ziploc. Este sandwich se puede preparar un día antes y guardar el el refri.

Sandwich de proteína animal

Este sándwich no sólo es fácil de preparar, además tiene un alto valor nutricional, principalmente por su cantidad de proteína y bajo en grasas.

Ingredientes: dos rebanadas de pan integral, tres rebanadas de pechuga de pavo (o atún en agua), lechuga, un tomate.

Preparación: pon dos hojas de lechuga previamente desinfectada en una de las rebanadas de pan, agrega las rodajas de tomate, las rebanadas de pavo o el atún, tapa con la otra rebanada y ¡listo! Un alimento nutritivo y ligero.

Torta de huevo revuelto

Para los muy hambrientos, la torta de huevo revuelto no sólo es nutritiva, por su alto contenido en proteína y carbohidrato, sino que satisface muy bien el apetito (no es tan ligera).

Ingredientes: bolillo o pan para torta, 2 huevos, cebolla, tomate, chile serrano aguacate.

Preparación: Pica finamente la cebolla, el chile y los jitomates y ponlos a freír con poco aceite en una cazuela dejando que suelten su jugo. Mueve constantemente. Cuando la cebolla tenga un tono transparente y el jitomate esté suave, agrega los huevos y revuelve bien toda la mezcla. Agrega sal al gusto antes que el huevo se cueza. Retira del fuego cuando el huevo tome un tono dorado.

Corta el bolillo a la mitad, unta con aguacate, agrega el huevo y tapa con la otra rebanada. Espera a que enfríe y envuelve la torta con una servilleta. Guarda en una bolsa Ziploc y ¡listo!

-Te puede interesar, PURIFICAR AGUA EN LA MONTAÑA Y EN LA VIDA: UN ACTO DE SUPERVIVENCIA Y SUSTENTABILIDAD-

Wikipedia:Graphics Lab/Photography workshop/Eight Requests/Archive/2012