Caminar montañas para alcanzar la iluminación: los milenarios Yamabushi

Foto de portada: captura de pantalla de video en Youtube Mountain Monk.

Conoce a los místicos y ermitaños Yamabushi, seguidores del Shugendo, quienes realizan largas y técnicas caminatas por las montañas de Japón.

¿Te irías a vivir a las montañas, recolectando y cocinando lo que la naturaleza te brinde, realizando largas caminatas por hermosos senderos, meditando con cantos (mantras), así como prácticas físicas de alto rendimiento, alejado de las cosas mundanas de las grandes urbes?

Esta es prácticamente la forma de vida de los Yamabushi, seguidores del Shugendo, ermitaños japoneses ascéticos que viven en la montaña y que buscan purificar el espíritu por medio de la negación de los placeres materiales. Poco famosa, se trata de una antigua religión que combina aspectos del culto de las montañas, el budismo esotérico, el sintoísmo y el taoísmo.

Aleister Crowley: el extraño místico que intentó por 1ra vez el K2 en 1902

Para los Yamabushi, la conexión con la esencia de la vida llega a través de la reunión con la naturaleza durante largos períodos de tiempo, así como con hazañas de resistencia y entrenamientos, como el bañarse en cascadas heladas y caminar sobre el fuego.

Durante más de 1,500 años, la actividad central de los Yamabushi ha sido realizar largas y técnicas caminatas por las montañas de Dewa en Yamagata, Japón, en busca de la iluminación. Generalmente, los Yamabushi realizan ascensos que atraviesan las tres montañas santas de Dewa, llamada Dewa Sanzan, para poder renacer espiritualmente. Cada montaña simboliza parte de ese viaje: el Monte Haguro, el presente; Monte Gassan, el pasado; y el monte Yudono, el futuro.

Shugendo es una antigua religión dedicada a la autodisciplina y la superación personal a través del entrenamiento y los rituales en estas montañas. Los Yamabushi consideran que el dejar que la fuerza de la naturaleza entre en sus cuerpos da lugar al verdadero fortalecimiento espiritual, a partir del cual las cosas mundanas pierden centralidad.

La Montaña Mágica de Thomas Mann: reflexión de la vida en las alturas

Esta tradición mística, con un lugar único en la espiritualidad japonesa, reconoce la comunión con el mundo natural como el camino central para encontrar el valor y significado de las cosas a través de las pruebas físicas de resistencia. Estar en la naturaleza, realizando desafíos físicos y meditaciones, les permite liberarse de preocupaciones mundanas. De acuerdo a ellos, sólo así puede surgir una comprensión más profunda de la posición que ocupa el hombre en la naturaleza y el cosmos.

Hoy en día las prácticas de los Yamabushi llaman la atención tanto de japoneses como de personas de otros lugares del mundo, quienes buscan un espacio y una práctica para reconsiderar el significado de la vida. A medida que los seguidores del Shugendo han comenzado a abrir su mundo, alguna vez sumamente hermético, un número creciente de no creyentes se les une, entre ellos una buena suma de empresarios que buscan un respiro del estrés de la vida moderna y turistas que quieren conocer esta forma de vida. Eso sí, en gran parte de las actividades que se realizan junto a los Yamabushi está prohibido tomar fotos y hacer video, por lo que probablemente no resulte interesante para los viajeros mediáticos.

Montaña y soledad, un puente hacia el superhombre