¿Botas o tenis para senderismo? consejos para elegir el mejor calzado

¿Cómo elegir el calzado para practicar senderismo poco técnico? Conoce estos consejos para escoger las botas o tenis indicados para tu actividad.

El calzado para practicar senderismo abarca una gran gama, desde los tenis ultra ligeros para trail running hasta las botas técnicas para alpinismo. En esta ocasión hablaremos de aquellas indicadas para practicar senderismo poco técnico, de distancias cortas o medias y que no requieren de especificaciones como la opción de usarlas con crampones.

Tipos de calzado para senderismo poco técnico

Al hablar de «senderismo poco técnico» esto no quiere decir que se pueda usar cualquier tipo de calzado. Si la caminata que realizaremos recorre caminos empedrados, con desnivel, en jornadas que van de 3 a 12hrs, con una mochila ligera (10-30kg), en espacios abiertos donde puede haber temperaturas extremas y climas cambiantes, es importante considerar llevar un calzado que responda a todas nuestras necesidades.

Tenis: los modelos de corte bajo con entresuelas flexibles son excelentes para las excursiones de un día. Elegir tenis de trail running puede ser una opción, siempre que cumplan con los consejos mencionados más abajo; tienen patrones de huella agresivos, mayor soporte y suelen ser excelentes para distancias largas. Sin embargo, se desgastan más rápido y no proporcionan la misma protección que las botas medias o altas.

Calzado para aproximación: si bien están diseñados para caminar sobre paredes semi verticales de roca, son muy similares a los de excursionismo, pero mejores para zonas muy técnicas. Los zapatos de aproximación generalmente no son impermeables, pero son muy duraderos.

Tenis o botas para excursionismo: van desde modelos de «caña» o corte medio a alto y están diseñadas para caminatas o viajes cortos, con mochilas ligeras. A menudo se flexionan fácilmente. Ofrecen una excelente tracción, una suela rígida y estabilidad, pero son más livianas que las botas altas para alpinismo, así como más estabilidad que los tenis para trail running.

Otros: botas de caña alta y para alpinismo, son opciones que tienen suelas rígidas diseñadas para llevar peso adicional, un corte alto que ofrece una gran estabilidad en el tobillo y suelas pesadas para manejar terrenos escarpados. Las de alpinismo permiten usar crampones para viajes en glaciares o escalada en hielo. Sin embargo, ambas son botas muy técnicas, generalmente más pesadas y demasiado rígidas para practicar senderismo poco técnico.

Te puede interesar: Cómo preparar tu mochila para un día de senderismo: que no falte ni sobre

Consejos para elegir calzado para senderismo

Impermeabilidad y transpirabilidad: no importa qué tan técnico sea el camino ni qué tan larga la distancia, en la montaña el clima cambia de un momento a otro y siempre nos puede llover. Los pies deben de estar lo más secos posibles, de lo contrario habrá mal olor, ampollas y rozaduras. Por lo tanto, es importante escoger un calzado que deje respirar al pie pero que impida que el agua entre.

[wp_ad_camp_1]

Soporte del arco: protegerá el pie para que no se aplane con el peso de la mochila y permitirá que la pisada sea la adecuada para evitar lesiones.

Amortiguación: la entresuela proporciona la amortiguación necesaria para reducir el impacto de golpes. Además, determina la rigidez de la bota. Las botas rígidas pueden no parecer algo atractivo, pero para largas caminatas en terrenos rocosos e irregulares pueden significar una mayor comodidad y estabilidad. 

Protección contra lesiones: es importante que los tenis o botas que elijamos protejan el tobillo y la punta de los dedos de impactos con un refuerzo rígido. Además, esto aumenta la vida útil del calzado.

Suela antiderrapante: El caucho se utiliza en prácticamente todas las suelas de botas de senderismo. Es importante considerar una suela antiderrapante de calidad. Las suelas duras aumentan la durabilidad pero pueden sentirse resbaladizas.

Lengüeta reforzada: es importante que la lengüeta interna sea lo suficientemente cómoda y larga para impedir que el agua, pequeñas rocas y suciedad entren.

Peso: este es un punto crucial, cuanto más pese la bota mayor será el esfuerzo que harán tus piernas al caminar. Por ello, la ligereza es un punto a considerar.

En la compra: prueba los tenis o botas con los calcetines indicados para senderismo y que usarás en tu actividad. Recuerda que el pie aumenta su volumen conforme pasa el día. Los dedos de los pies deben contar con un espacio cómodo en la parte delantera y no deben tocar la punta del zapato. Si las botas que te pruebas te causan dolor, no insistas. Lo más importante es sentir que te protegen el pie sin causar daño.

Te puede interesar: Técnicas de progresión para senderismo: los mejores consejos

Consejos para elegir correctamente tus botas de montaña