Consejos: ¿cuándo reparar la suela de tus gatas de escalada?

Prolonga la vida de tus gatas de escalada reparándolas a tiempo: sigue estos consejos para que estén perfectas en cada pegue.

¿Sabías que puedes alargar la vida de tus gatas de escalada y no es necesario deshacerte de ellas una vez que se les ha acabado la suela? Sí, así como los zapatos del diario, las gatas de escalada se puedes reensuelar y reparar. La pregunta es ¿cuándo es oportuno realizarlo?

En México existen distintas personas dentro de la comunidad que saben realizar este trabajo artesanal. En la capital del país, por ejemplo, Changoo es una de las personas más solicitadas para llevar a cabo la compostura de zapatos de escalada e incluso hay muros, como Toka la Escalada y Rock Solid que ofrecen el servicio para dejar allí tus gatas y que sean reparadas.

Reparar nuestras gatas de escalada para alargar su vida útil puede implicar tres cosas:

  • Substituir una suela deteriorada por otra nueva.
  • Substituir únicamente la mitad de la suela (parte posterior) por otra nueva.
  • Reforzar las punteras: cuanto mayor sea el desgaste de las gatas, más probable será que tengan que cambiarse las punteras o puntas.

Realizar a tiempo cualquiera de estas reparaciones nos evitará el tener que comprar zapatos de escalada cada vez que se desgastan sus suelas.

-CONSEJOS: CÓMO ELEGIR Y COMPRAR TUS ZAPATOS DE ESCALADA-

Cuándo es momento de mandar a reparar

Aquí no funciona el «más vale tarde que nunca». Hay un momento indicado para mandar a reparar nuestras gatas, antes de que ya no sea viable: esto es previo a que se haga un agujero en la punta o antes de que se nos vea el dedo.

Lo ideal es reensuelarlas cuando la parte de apoyo (suela) comienza a estar delgada. De lo contrario, habrá que ponerles un refuerzo o bien, la solución será tener que comprar nuevas. Repararlas a tiempo también permite que el trabajo se pueda realizar con mejor calidad y sin que éstas se deformen.

Consejo: reensuela tus gatas cuando aún queda algo de suela para evitar que se deformen o se deba poner nuevas puntas.

Eso sí, tras cada reparación -sobre todo cuando se trata de cambiar la suela completa y poner nuevas puntas-, las gatas van deformándose y perdiendo esa cualidad técnica que poseen cuando son nuevas. ¿Cuántas veces se pueden reensuelar? Eso depende de cada marca y modelo, así como el uso que se les dé. Unas gatas que se usan para entrenar en muro pueden aguantar más reparaciones que unas que se usan en roca natural porque la exigencia técnica es menor; no obstante, esto depende de cada quien.

Consejo: el cuidado que se le dé a las gatas determinará su vida.

¿Qué suela elegir?

Dependiendo de la persona o empresa que realice la reparación de las gatas de escalada se encontrará una oferta entre los distintos tipos de suela. Los tipos de suela tiene diferentes características, ya sea adherencia, precisión y grosor. En términos generales esos son las suelas más comunes en el mercado:

Suelas Vibram

Es la marca por excelencia de suelas para el outdoors a nivel internacional y ofrece dos tipos en lo que se refiere a gatas de escalada:

La XsGrip2 (evolución de la XsGrip): quizá la más precisa y sensible, aunque también posee un muy buen agarre y una duración decente.

La XsEdge: tiene un muy buen rendimiento en el canteo, es firme y tiene buena precisión. Sin embargo es un poco menos adherente que la anterior.

Suelas Stealth: esta es otra marca que compite con Vibram y se dice que tienen la mejor adherencia del mercado.

Recicladas: algunos zapateros utilizan suelas recicladas de gomas de neumáticos que tienen un muy bajo costo pero que pierden calidad en comparación con las anteriores.

Grosor: este es otro aspecto importante. Generalmente las suelas miden entre 3mm y 5mm de grosor. Cuanto más delgadas son, mayor es la sensibilidad y la precisión que ofrecen a la hora de escalar; mientras que las de 5mm pierden un poco estas características pero son más duraderas.

-LOS MEJORES CONSEJOS PARA LIMPIAR Y CUIDAR TUS ZAPATOS DE ESCALADA-