The Dawn Wall llega a todas las casas de México a través de Netflix

The Dawn Wall está ahora disponible en Netflix. No te pierdas una de las mejores películas de cine de aventura de los últimos años.

The Dawn Wall, el documental sobre el ya legendario ascenso de Tommy Caldwell y Kevin Jorgeson a la pared homónima en El Capitan, Yosemite, está disponible en la plataforma Netflix.

Ahora podrás ver desde la comodidad de tu sofá esta película premiada por diversos festivales de cine de montaña internacionales, los cuales reconocieron el extraordinario esfuerzo y la capacidad técnica y narrativa de los directores Josh Lowell y Peter Mortimer, de Sender Films, (y la producción de Red Bull Media House), quienes le dedicaron casi una década de su vida para traer una de las mejores películas de aventura de todos los tiempos.

-ENTREVISTA A PETER MORTIMER CODIRECTOR DE THE DAWN WALL Y FUNDADOR DE REEL ROCK-

The Dawn Wall es una producción de gran ambición, iniciando con el sueño de Tommy Caldwell por escalar la única cara de El Capitan, en Yosemite, que no contaba con ascensos en estilo libre (con equipo de seguridad, pero sin utilizarlo como auxiliar de apoyo en la escalada). El proyecto prácticamente creció de la mano con cada nueva edición de Reel Rock, en las que fue invitado frecuente con diversos clips y cortometrajes, sumando un elemento de tensión constante al ver que Caldwell parecía ser el eterno obsesivo ante un proyecto simplemente imposible.

Así, The Dawn Wall es un logro en el género de las producciones de cine de escalada y aventura pero, más aún, es un documento fundamental que narra el nacimiento, desarrolló y conclusión de uno de los logros más destacados de las capacidades físicas y mentales del ser humano en los últimos tiempos.

-CINCO RAZONES POR LAS CUALES THE DAWN WALL ES IMPERDIBLE-

La producción de The Dawn Wall fue en sí misma una hazaña que sólo puede entenderse si uno se sumerge en el «detrás de cámaras». Y para que te hagas una idea de lo que significó grabar The Dawn Wall, te dejamos un video (en inglés) donde los mismos directores y camarógrafos lo explican.

«Fue realmente un reto, no es lo mismo grabar a cientos de metros, colgados en la pared, que hacerlo en el suelo.
El dolor en las piernas por estar colgado de un arnés, cargar kilos y kilos de material, el frío de invierno, la eterna espera entre un pegue y otro, es duro. Pero todo eso se te olvida una vez que comienzas a grabar.»

– Josh Lowell (co-director)