Mexicano vuela en parapente la Red Bull X-Alps y logra el 16º lugar

Entrevista: esta es la historia de Eduardo Garza, quien participó en la Red Bull X-Alps, carrera de parapente de mayor prestigio en el mundo.

El regio Eduardo Garza, quien radica en Estados Unidos desde hace más de una década, participó por primera vez en la Red Bull X-Alps, una famosa carrera de parapente que inicia en Salzburgo y finaliza en Mónaco, recorriendo países como Austria, Alemania, Suiza y Francia, con un total de 1,138km en línea recta.

La Red Bull X-Alps es probablemente la prueba de parapente de mayor prestigio del mundo, y Garza logró posicionarse en el décimo sexto lugar de la tabla general, dejando el nombre de México y Latinoamérica en lo alto.

Para conocer más sobre esta increíble prueba de vuelos y largas caminatas alpinas, Freeman le realizó la siguiente entrevista a Eduardo Garza, quien participó del pasado 16 de junio al 27 de junio.

Freeman (F): Eduardo, muchas gracias por regalarnos este tiempo. Cuéntanos, ¿de qué trata la prestigiosa Red Bull X-Alps?

Eduardo Garza (E): La Red Bull X-Alps es una carrera de parapente en la que caminas o vuelas más de mil kilómetros a través de los Alpes. Generalmente participan 32 competidores, quienes planean a través de un conjunto predeterminado de puntos por los que se debe pasar. La única manera de realizarlo es a pie o volando en parapente.

La ruta pasa por Austria, Alemania, Italia, Suiza y Francia, y termina en Roquebrune-Cap-Martin, Francia, a la orilla del mar, aunque la ruta exacta cambia un poco en cada edición. Hasta ahora la carrera solo ha sido ganada por nacionales suizos y Christian Maurer ha ganado seis veces consecutivas.

En términos generales, escalas una montaña, despegas desde la cima o zonas altas, aterrizas por la tarde en lo más alto de otra montaña, acampas ahí y así consecutivamente, buscando llegar a la meta antes del corte.

(F): Sabemos que ha habido otros mexicanos que participan en esta carrera, como Carlos Carsolio y David Liaño, ¿cómo fue que decidiste participar en la Red Bull X-Alps?

(E): Bueno se trata de la carrera más importante de parapente en el mundo y casi puedo afirmar que cualquier amante de este deporte desearía realizarla por lo menos una vez en la vida. Yo había hecho algo similar, volé de Chamonix, Francia, a Eslovenia, un recorrido de 700km, sin que todo fuera vuelo, y ahí fue donde me propuse como meta participar en alguna competencia internacional.

La primera en la que participé fue la Xpyr, que recorre los Pirineos, saliendo desde Bilbao hasta llegar al Mediterráneo, a Port de la Selva, en Cataluña, son 600km. Esto fue en el 2016 y quedé en décimo lugar. Luego, en el 2018 volví a participar y quedé en quinto lugar. La posición me sirvió para poder ir a la X-Alps y me admitieron para realizarlo este 2019.

(F): ¿Cómo se realiza, en términos técnicos, la carrera? Es decir, ¿cargas tú tu equipo, o te lo acerca a donde acampas alguien más? ¿cómo funciona?

Sí, en esta carrera cargas con todo tu equipo, unos 10kg; generalmente el grupo de logística que te acompaña en una camper (casa-coche) te lleva el equipo, pero en los viajes personales sí tienes que cargar con todo. Prácticamente realizas unos 100km diarios, caminando o por aire. Llevas todo, tienda de campaña, sleeping, comida, agua, ropa y, literalmente, donde aterrizas, duermes.

Ahora, contigo va un equipo. En mi caso éramos cuatro personas, una persona encargada de la estrategia por el aire, otra por la tierra, otra que se encarga de toda la logística, y yo.

-Te puede interesar, Sounds of paragliding: acompaña a Théo en un vuelo acústico

(F): Suponemos que recorrer más de mil kilómetros sobre los Alpes es un viaje lleno de hermosos paisajes ¿cómo se vive la carrera, en el día a día?

(E): Sin duda, es muy bello. Generalmente te levantas a las 4:30am para comenzar a caminar a las 5am unos 15km. Desde allí realizas el primer vuelo a la próxima montaña, aterrizas y vuelves a subir un poco, a la cima de la montaña, 10km más. A las 10am ya avanzaste 30km y caminaste 25km. Luego viene el vuelo largo del día, unos 100km para aterrizar a las 5pm y avanzas otros 5km caminando, un último pequeño vuelo de 5-10km, para aterrizar, por norma, máximo a las 9pm, pero desde ahí puedes seguir caminando otros 10km. Es decir, por día realizas aproximadamente 50km caminando con 3mil metros de elevación, más vuelos de 100km.

Volar es cansado mentalmente hablando. Al octavo día haces todo para no quedarte dormido mientras estás volando. La topografía de los Alpes es variada, con muchos valles, vientos muy fuertes, Volar ahí requiere de un trabajo mucho más mental que físico. Tienes que que estar pensando constantemente qué es lo que está haciendo el viento para poder continuar. Si un día aterrizas a las 2pm pierdes unas 5-10 posiciones.

Si vienen nubes o tormentas buscas aterrizar alto para que pase la tormenta y luego despegar otra vez. A mi, por ejemplo, me pasó que casi llegando a Suiza, volando a unos 60k/h, me encontré con una tormenta que se aproximaba con vientos de 100km/h. Tenía coches tomándome fotos. Busqué ganar altura para llegar a una piedra gigante, a 2,600msnm. Aterricé en la cima de la montaña, empaqué todo rápido, busqué refugio para dejar pasar la tormenta.

Algo increíble de cómo se vive esta carrera es la forma en que la gente te anima, te regalan comida, salen de sus casas para echarte porras. Por ejemplo, mientras esperaba a mi equipo en la tormenta que les comentaba, llegó una persona que me seguía en la montaña, y traía sandía, té caliente. Me dijo que me había detectado por la computadora. Era alguien del pueblo. Esta persona subió a apoyarme, sabiendo que la tormenta se acercaba.

(F): Es una carrera muy dura, donde se reúnen los mejores del parapente del mundo. Desde sus inicios la han ganado locales, quienes conoces sus montañas y practican en esos mismos paisajes. Tú quedaste en el lugar 16 de 32, es una excelente posición, ¿cómo te sientes?

(E): Sí, sin duda, me siento satisfecho y más que por el lugar porque lo dimos todo, hicimos lo mejor que pudimos. Me faltaron 265km para llegar al mar, lograrlo te da una sensación muy bonita, y me hubiera gustado vivirla, pero bueno fue un gran resultado para un equipo Latinoamericano.

(F): Eduardo, felicidades por los logros, ¡qué extraordinaria experiencia! Muchas gracias por compartirla.

(E): Muchas gracias a ustedes.

-Te puede interesar, Adrián Garza: Volar en parapente en el Pico de Orizaba y otros volcanes

Más artículos
Entendiendo Free Solo: esto significa subir mil metros sin cuerda