Mau Huerta encadena Júpiter y propone primer V15 mexicano

Foto de portada e interiores: Marcos Ferro para Exposure Industria y Montaña, cortesía de Mauricio Huerta.

Entrevista a Mau Huerta quien recientemente escaló Júpiter, en Mineral del Chico. De confirmarse el grado, sería el primer V15 hecho por un mexicano.

El pasado domingo 15 de marzo Mauricio Huerta se hizo de su proyecto Júpiter, en el sector Sudáfrica, Mineral del Chico, que ha propuesto como V15 y que de confirmarse el grado se trataría del bloque más duro realizado por un mexicano.

Mau Huerta es uno de los mejores y más versátiles escaladores de México, logrando encadenar el primer 5.14d con Lujuria, en Jilotepec y, ahora con Júpiter -limpiado por Diego Montull-, el primer V15 de Mineral del Chico, de acuerdo a su propuesta de grado. Sin duda, Mau se ha mantenido en la cúspide de la escalada, superando fronteras y abriendo el camino para nuevas generaciones. Tras su encadene de Júpiter, Freeman le realizó la siguiente entrevista.

Los grados de la escalada en roca, breve explicación y tabla de conversión

Freeman (F): Mau, ¿cómo fue que comenzaste a probar este bloque?

Mauricio Huerta (M): Esta línea la conocí cuando fui a probar otros bloques en el sector Sudáfrida y lo comencé a probar hace 4 años cuando vi fotos de Montull.

(F): ¿Cómo es el bloque?, ¿por qué lo nombraste Júpiter?

(M): La línea es de las mejores de Mineral, naturalmente quieres escalar por ahí. Decidí ponerle ‘Júpiter’ porque la roca parece un planeta y porque representa algo muy grande para mí. Es un bloque muy duro, muy alto, de unos ocho metros pero concentrado en los primeros seis, la línea es imponente. Es grande en todos los sentidos, con movimientos muy largos; son ocho movimientos de mano sin contar rebotes hasta donde acaba lo duro.

(F): Cuatro años probando un bloque habla no sólo de un gran esfuerzo físico sino también mental, de tener muchas agallas y de involucrarse plenamente, ¿qué implica tener un proyecto de esta magnitud?

(M): Sí, totalmente. No sé decir cuántas sesiones le dediqué, quizá entre 30 y 40. Tener un proyecto tan duro para mi fue algo trascendente. Creo que es distinto a hacer algo que está por encima de tus límites en ruta, porque en bloque dependes mucho de las condiciones y de la piel. No puedes dedicarle dos semanas completas para darle pegues, necesitas descansos, recuperarte bien, entonces te concentras un tiempo y luego se acaba la temporada y lo dejas por un largo periodo.

La temporada pasada, por ejemplo, pensé que podría salirme en cualquier momento, me quedé muy cerca. Luego tuve que dejarlo por las lluvias y cada vez que esto pasaba tardaba en volver a retomar los avances que había hecho. No es como que regresas al año siguiente y te encuentras donde lo habías dejado, tienes que recuperar mucho trabajo. Retomar donde me había quedado me costaba mucho.

(F): ¿Cómo fue el proceso?, ¿cuánto tiempo tardaste en resolver los movimientos?

(M): Desde la segunda sesión logré sacar todos los pasos aislados, aunque terminaron siendo muy distintos a como los hice al final. Tuve que ir ajustándolos para hacerlos lo más fácil posible, incluso en las últimas sesiones cambié algunas cosas de la microbeta; no sabía cómo tomar uno de los agarres clave y en la última sesión me decidí por uno y así fue como me salió.

El año pasado se rompió el agarre de inicio y el primer movimiento se volvió más duro, había otro agarre más lejos y malo y volverlo hacer me costó como cinco sesiones. En esta temporada se rompió un granito de un agarre que hizo que se volviera un poquito más duro de lo que era el año pasado.

Escalada y estatura: ¿es determinante la altura para los grados duros?

(F): ¿Qué significa en tu carrera el haber logrado este bloque? ¿Alguna vez te imaginaste llegar a hacer ese grado?

(M): La verdad, cuando empecé a probar el bloque no lo hice por un grado en específico, de hecho, no sabía qué grado sería. Pero, definitivamente sí, siempre soñaba con escalar V15, casi desde que empecé a escalar en roca. Hacer V15 era uno de mis objetivos en la vida, y de confirmarse, me daría mucho gusto porque se trataría del primero de un mexicano. Sin duda, es una de las líneas más chidas que he visto incluso en el mundo, y está aquí para que todos las prueben, para que se animen, ya hay bloques duros más accesibles.

(F): ¿Te gustaría probar V16?

(M): No realmente. Obviamente me gustaría hacer más V14, y tal vez V15. Para mi requieren de mucho trabajo, estar haciendo los movimientos luchando con el tema la piel, las condiciones no siempre son las mejores para probar un bloque. Como decía, requiere mucho más de lo que nos imaginamos.

Tendría que hacer más V14 y un par de V15, tal vez así sí empezaría a pensar en un V16, pero tendría que dedicarme cien por cien a escalar y dejar otros proyectos, y no es algo que tengo contemplado ahorita.

(F): ¿Qué se siente ser Mau Huerta y haber ascendido el primer 5.14d, con Lujuria, y probablemente el primer V15, con Júpiter, de México?

(M): Bien (risas). La verdad se siente bien, es parte de lo que siempre quise, y no sé, quizá había expectativas por parte de la comunidad de que hiciera esos grados; tal vez -a veces me lo pregunto-, tenía un poco de responsabilidad, pues al tener el nivel debía aprovecharlo.

(F): ¿Te gustaría probar un 5.15a?, ¿cuáles son tus siguientes proyectos?

(M): Sí me gustaría; lo primero que tendría que ver es cuál, que sea relativamente accesible por distancia y quisiera que fuera uno ya confirmado. Ahorita realmente me gustaría descansar proyectos duros, y hacer algunos más fáciles y rápidos, porque el tema con la cabeza es bien difícil.

Mauricio Huerta fue el primer mexicano en encadenar un 5.14d con Lujuria, en Jilotepec, así como Las Chicas Superpoderosas y Cruz Diablo 5.14c, y Minas Tirith, también 5.14c en Rodellar, España. En su lista suman un V14, con New Base Line, en Suiza, y una docena de V13’s, entre ellos Crepé Suzzete y La Bestia en Saturno, en Mineral del Chico, y Golden Revolver en Ixcatán, entre otros. De confirmarse el grado, Mau también sería el primer mexicano en realizar un V15, con Júpiter.

Daniel Woods, escalador estadounidense, abrió El Diablo, otro V15 en México, ubicado en la zona de Peñoles.

Breve historia del grado en la escalada: una evolución de lo posible