Foto: cortesía de Elisa Caseres

Elisa Casares encadena Mago Colibrí (5.13d), en Chontalcoatlán

Elisa Casares logra ascender Mago Colibrí, su primer 5.13d, en la Cueva de Chontalcoatlán, y se posiciona entre las escaladoras más fuertes de México.

Elisa Casares conquista un nuevo grado personal en escalada deportiva con el reciente encadene de Mago Colibrí (5.13d), en la cueva de Chonta, en Guerrero.

«Probé Mago Colibrí hace como un año, pero no la terminé. En ese entones mi proyecto era Guerrera Cósmica, primera parte de la ruta y cuando la encadené me motivé para ver de qué trataba la parte de arriba, pero la encontré muy dura. Esta temporada volví a ir, la intenté en enero y me fue bien, saqué los movimientos y la hice como en mes y medio. «

– Elisa Casares

La mexicana, que se acercó por primera vez a este deporte a los 8 años, practicándolo hasta los 12 y retomándolo a los 21 años, es hoy una de las escaladoras más fuertes de México.

El pasado 2 de marzo, Casares ascendió su primer 5.13d, sumándola así a su lista de encadenes donde se encuentran rutas como Masiosare 5.13c en Jilotepec, y Suc de Toronja 5.13c, también en Chonta.

«Mago Colibrí es una ruta super bonita, técnica, de pasos largos, pies muy malos y mucha resistencia. Son 15m después de la primera reunión de Guerrera Cósmica, con un descanso muy activo, me gustó mucho. Hubo un pegue que me caí hasta arriba, en la parte fácil, pero bueno, con un poco más de suerte salió este fin de semana. Si bien hay gente que dice que podría ser un 5.13d fácil, yo pienso que es más dura que los 5.13c que he encadenado. Pero no puedo asegurar nada hasta que no realice otros 5.13d y me sirvan como referencia.»

– Elisa Casares

Por lo pronto, Elisa Casares aprovechará las buenas condiciones, antes de que llegue la temporada de lluvias, para concentrarse en su siguiente proyecto Bell Tunich 5.13d, ruta que vio tuvo un reciente encadene femenil por Quetzali Galindo, en la famosa zona de Jilotepec.