Foto: Bernie Ruech, cuenta de Instagram de Angela Eiter

Angela Eiter encadena Pure Dreaming 5.14d, en Arco, Italia

Foto de portada: Bernie Ruech, cuenta de Instagram de Angela Eiter.

Con Pure Dreaming, Angela Eiter, la escaladora austríaca que fuera la primera en conseguir un 5.15b femenil, ahora suma su quinta ruta de 5.14d o más.

Angela Eiter encadenó su proyecto más reciente, Pure Dreaming, un 5.14d en Arco, Italia. Se trata de una ruta equipada por Alfredo Webber y abierta por Adam Ondra; el de Eiter fue el primer ascenso femenil.

Con esta ruta, ubicada en el sector Massone, Angela está sumando su quinta ruta de 5.14d. Recordemos que fue ella la primera mujer en la historia en encadenar un 5.15b con La Planta de Shiva, en Villanueva del Rosario, España.

La historia parece repetirse. Tal como lo hiciera en el 2017 con La Planta de Shiva, Angela encadenó la ruta el último día de su viaje, después de haberse caído unas cuatro veces en los últimos movimientos.

Angela Eiter, campeona de tres Copas del Mundo y de cuatro Campeonatos Mundiales de escalada es, hoy por hoy, la mejor en competencias de escalada. Pero, también está en el top de dificultad en roca. Hasta el 2015, la austríaca había conquistado tres 5.14d o más. En el 2014 encadenó Hades, en Götterwandl, luego consiguió Big Hammer, en Pinswang, Era Vella, en Margalef, La Planta de Shiva en Villanueva del Rosario y ahora Pure Dreaming en Arco.

«Hace dos semanas probé una línea increíble en Arco, Freemason «Pure Dreaming, 9a», liberada por Adam Ondra. Me sorprendió que hubiera una ruta independiente a través de este loco techo desplomado. Yo estaba sonriendo de emoción. Sin embargo, llovió mucho y la pared estaba mojada. Así que regresé la semana pasada por cinco días junto con mi esposo Bernie Ruech. Se podía escalar. Repasé los movimientos de nuevo, viendo el progreso. Cuatro veces me caí en los últimos movimientos difíciles, preguntándome si podría encadenarla durante mi último día, donde el cansancio y las cálidas temperaturas se enfrentan a mí. Las palabras de motivación fueron importantes, pero realmente quería intentarlo de nuevo. Inesperado, encadené esta belleza en mi último día, en mi último intento. Gracias Alfredo Webber por atornillar esta línea.»

– Angela eiter, cuenta de instagram