Imagen del contingente que apoyó en la evacuación. Foto: Carlos Vertiz / Grupo Rino.

Actualización: Así ocurrió la evacuación del Iztaccíhuatl durante la #Confra

Durante la pasada Confraternidad Montañista se reportó el caso de una persona que requirió asistencia para su descenso ante el riesgo de problemas cardiacos. Tanto él como su familia amablemente nos proporcionaron directamente la información de lo ocurrido.

Nota informativa Ruben Figueroa Blanco:

El pasado domingo 11 de octubre, Rubén Figueroa Blanco (47 años), asistió a la confraternidad en el Iztaccíhuatl, con la finalidad de hacer cumbre.

Pasadas las tres de la madrugada, al ir subiendo la montaña, comenzó a sentirse mal; en el cuarto Portillo o también conocido como refugio de los 100, decide detenerse y solicitar apoyo en el refugio. Cuando lo comenzaban a atender sufre un desmayo; previamente él comento que había tenido un sangrado de nariz y mostraba fatiga y presión alta, en ese momento las patrullas deciden bajarlo ya que les indicaron que podría ser un infarto por eso tan necesaria la movilización. Dos doctoras (de las cuales no tenemos sus nombres) lo apoyaron y acompañaron en todo el descenso. En cada portillo fue auxiliado por diversas las brigadas de rescate como Cruz Roja y Socorro Alpino de México, ya que hacían cambios para continuar con el descenso; a su vez monitoreaban su estado de salud.

Los familiares de Rubén en todo momento recibieron el apoyo de diversas autoridades del Parque Izta-Popo, Amecameca, Protección Civil y Estado de México, quienes los mantuvieron informados respecto a su estado de salud y al pendiente de su traslado. Una vez que Rubén llegó finalmente a la Joya después aproximadamente 7 horas, fue recibido por una ambulancia y trasladado directamente a un hospital en Amecameca para valorar su estado de salud.

Rubén y familiares, agradecemos infinitamente el apoyo de todos los involucrados, quienes hicieron un gran esfuerzo humano y de recursos. Es importante indicar esto ya que si bien no han ocurrido cosas favorables últimamente en la zona de los volcanes, es necesario indicar también los logros de las autoridades.

Desde hace 20 años Rubén asiste cada año a este evento, y se encuentra recuperándose de manera favorable de esta situación. Como bien lo comentaba es importante indicar que Rubén es deportista, ha hecho cima en muchas ocasiones en el Iztaccíhuatl, Pico de Orizaba y Malinche. Si bien no pertenece a algún club alpino, asiste de manera independiente con su familia tratando de tomar siempre las precauciones necesarias que este deporte exige, razón por la cual al reconocer sus síntomas decidió solicitar ayuda.

Atentamente

Rubén Figueroa Blanco y Familia Padilla.

Agradecemos a Rubén y la Familia Padilla que nos hayan compartido esta información. Aprovechamos también para reconocer nuevamente el excelente trabajo y coordinación de las corporaciones de rescate presentes durante el evento, las cuales contribuyeron a que hoy Rubén se encuentre con bien.