shark and sardine bait ball
shark and sardine bait ball

Unidos Por los Tiburones: movimiento urgente llegará a México en 2020

La campaña costarricense Unidos Por los Tiburones busca proteger este animal marino de suma importancia. El movimiento llegará a México en 2020.

Unidos Por Los Tiburones es una campaña educativa multimedia sin fines de lucro nacida en Costa Rica y que se lanzó el pasado 4 de octubre. Su objetivo de educar a la población costarricense sobre los problemas de la pesca y el consumo de los tiburones, así como solicitar al gobierno de dicho país que cambie la Ley de Conservación de Vida Silvestre e incluya a los tiburones en ella.

Iniciada por Carolina Ramírez y con la colaboración de Davide Oggionni, ambos instructores de buceo y activistas medioambientales, han logrado sumar a personas de diversos perfiles, actores, ecologistas, músicos, atletas y periodistas, así como todos aquellos que tienen interés en la protección del medio ambiente.

En la mayor parte del mundo el consumo de tiburones sigue siendo legal, incluyendo a Costa Rica y México. El océano se enfrenta a una explotación masiva y a una mala gestión, con la pesca de tiburones y la pesca de arrastre actualmente prácticas legales y una total falta de protección legal para los tiburones.  

Unidos Por Los Tiburones lucha por la protección de los tiburones porque son responsables de la salud del océano, manteniendo en equilibrio todas sus formas de vida. Los tiburones son los depredadores del ápice de la cadena alimenticia, que se deshacen de los especímenes enfermos y débiles. 

Acabar con ellos está teniendo repercusiones graves en todo el ecosistema marítimo, con grandes caídas en la población de peces que acabarán con la muerte de los arrecifes de coral. Algunas especies, como el tiburón martillo, están en peligro de extinción; en los últimos 20 años esta especie ha sufrido una reducción de al menos el 95% de su población.

Te preguntarás ¿por qué está sucediendo esto? Tanto en Costa Rica como en México y muchos otros países, la gente consume carne de tiburón todos los días y la mayoría de las personas no saben qué están comiendo porque los supermercados y restaurantes lo venden con otros nombres, como bolillo, cazón, mamón.

El consumo de tiburones tiene gran demanda en el mercado asiático, pero su pesca es una gran amenaza para los recursos de las costas de países, pues sin tiburones otras especies no aumentan su número, lo que no sólo afecta el ecosistema sino, por obvias razones, el consumo.

Con la campaña, que llegará a México en el 2020, se busca que el gobierno de Costa Rica incluya al tiburón dentro de la Ley de Conservación de Vida Silvestre y así convertirse en el verdadero ejemplo para América Latina. Asimismo, está dirigida de forma empática y con respeto a las poblaciones costeras, sector turístico y pesquero, buscando el beneficio de todos. Igualmente, busca concientizar a las poblaciones en ámbitos de salud pública, pues el tiburón contiene altos niveles de mercurio y afecta la salud porque da cáncer, disfunción eréctil y problemas de crecimiento.

Pesca de tiburón en México

De acuerdo a la bióloga marina Shasta Keyes, quien desarrolló una metodología para determinar las zonas prioritarias para la conservación y manejo de tiburones en la Zona Económica Exclusiva mexicana del golfo de México y mar Caribe, México es el sexto país con mayor volumen de captura de tiburón en el mundo y esta es la pesca que ocupa el séptimo lugar dentro del país.

En México, dentro de las especies más vulnerables también, como en Costa Rica, el tiburón martillo es de las que más peligran. A pesar de estar considerada como especie En Peligro, según la UICN, está enlistada en la Carta Nacional Pesquera.

Las razones de su pesca son similares a las de Costa Rica: en primer lugar por la gran demanda asiática de aleta. Se trata de un problema grave pues el 50% de estas capturas son de tiburones juveniles y hembras con cría.

México ha adoptado algunas medidas para proteger a los tiburones, entre ellas el Plan de Acción Nacional para el Manejo y Conservación de Tiburones, la Ley General de Pesca Sustentable y la Carta Nacional Pesquera, donde se determinan las vedas, tipos de pesca, entre otros. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer.

La pesca de tiburones representa una fuente de ingresos para un número significativo de comunidades costeras de México, pero a largo plazo esto no es en absoluto sustentable. Lo grave con la pesca del tiburón es que este animal se caracteriza por tener un crecimiento lento, una maduración sexual tardía y una baja fecundidad. Por ello, sus poblaciones pueden verse fácilmente afectadas tanto por las condiciones y cambios climáticos, como por la intervención directa del hombre en su equilibrio reproductor.