Reforestación Inteligente: ¿Qué hacer después de un incendio en las montañas?

A partir de los recientes incendios en el Iztaccíhuatl surge la pregunta: ¿cuál debe ser la respuesta para restaurar lo perdido? El Biólogo Jürgen Hoth, en compañía de Elsa Ávila, nos dan respuesta a esa y más preguntas.

El pasado 14 de enero se transmitió el programa en vivo «Cumbres Blancas: Reforestación Inteligente Después de un Incendio», presentado por Cumbres Blancas México, y con la producción de FreemanTV.la. El programa fue una clase magistral otorgada por Jürgen en torno al tema.

Jürgen, experto en desarrollo rural, ecología y conservaciones de especies, compartió cómo trabajar de la mano con la naturaleza de una manera responsable y, de esa manera, aprender de ella para instaurar soluciones inteligentes que restauren el ecosistema después de un incendio. 

Además, nos menciona el lado negativo de crear una reforestación en ecosistemas que no son aptos para tener árboles. Esto, nos comenta el experto, en pastizales alpinos puede provocar que un árbol en el mal momento, y en el mal lugar puede convertirse en un gran problema.

¿Qué significa una «solución inteligente»?

Como explica Jürgen, una restauración inteligente significa aprender a trabajar con la naturaleza, considerando que para ella no existen medidas generalizadas.

Con frecuencia, la meta y el propósito de conservación es diferente en cada caso, por lo que es necesario conocer las características de cada región y realizar un traje a la medida, basado en la historia natural y cultural del sitio. Esto nos servirá para saber si es necesaria la intervención del ser humano ante las dinámicas y cambios naturales del ecosistema.

Trabajar con la naturaleza

Los pastizales alpinos, predominantes a cierta altitud en los volcanes mexicanos, son comunidades vegetales donde predominan los pastos con pocos árboles y arbustos. Además, estos árboles son escasos y muy dispersos. Por eso, y como nos dice Jürgen: “debemos pensar de la misma manera en que «piensa» el ecosistema, observando con nuestros propios ojos”. 

[wp_ad_camp_1]

Estas son algunas soluciones para restaurar de manera inteligente y responsable los ecosistemas: 

  • Evitar la aforestación. Una de las principales características entre la reforestación y la aforestación, es que la reforestación consiste en sembrar árboles en zonas que anteriormente, estaban cubiertas de ellos. Por otro lado, la aforestación, se trata de instaurar árboles en zonas que naturalmente no existían. 
  • Pensar en quemas prescritas en el pastizal y el bosque abierto. Algunas comunidades en Milpa Alta, han participado de la mano con la CONAFOR (Comisión Nacional Forestal) y SEDEMA (Secretaría del Medio Ambiente) para generar quemas prescritas dentro de una hectárea. Dentro de esta quema, nos comparte Jürgen: la intención fue quemar un árbol mal sembrado, en el lugar equivocado, con la densidad equivocada. 
  • Repastización. A diferencia de las campañas de reforestación, se ha comprobado que la repastización, tiene un índice de superviviencia del 97%.
  • Ordenamiento ecológico territorial. La intención es generar un banco de información a nivel de comunidades, municipios y estado, que pueda recibir e integrar datos para poder armar un “mosaico de conocimiento” sobre la periodicidad de incidentes, incendios, pastoreo, etc. Y crear una administración de acuerdo a la dinámica natural.

En esencia, comentó Jürgen, hay que observar y comprender el escenario afectado antes de responder con la medida, mediática, pero no necesariamente efectiva, de plantar árboles en cualquier parte, de cualquier especie, y en cualquier condición.

La charla fue muy enriquecedora en cuanto a numerosas creencias comunes y paradigmas que, con frecuencia, mantenemos con buena intención, pero no tienen un sustento racional y científico. Al respecto, Jürgen agregó, que existen numerosos especialistas mexicanos con la capacidad de contribuir respuestas a las problemáticas ambientales que vivimos.

Puedes ver la charla completa en el siguiente link: