¿Psicobloc en México? Sí, harto, y en una de las maravillas naturales del país: los cenotes

Fotos patrocinadas por: Fernando Artigas

El psicobloc en los cenotes de la Península de Yucatán, una realidad única de México que supera, por mucho, cualquier expectativa.

El psicobloc (deep water-soloing, en inglés) es una variante de la escalada en roca pero sin cuerda y sobre el agua, ya sea en río, mar o lago que, por su caída -sobre el agua-, permite que la altura sea mayor a la que suele escalarse en boulder. 

En México, el psicobloc se ha practicado en diferentes lugares. En el Cañón del Peguis en Chihuahua. En su momento, podía realizarse en la Playa Arqueológica en Tulum, aunque ahora está prohibido. También en playas de Los Cabos.

En realidad, en cualquier lugar donde se hallen aguas profundas y calmas y paredes desplomadas, este tipo de escalada puede practicarse. Pero, la escalada en cenotes es algo muy particular de México. 

Si bien hay cenotes en otros lugares del mundo, como en Florida, Estados Unidos, los de la Península de Yucatán son muy propicios para el psicobloc. Tan sólo en esta zona del país hay alrededor de 2400 de estas formaciones.

Yucatán

Entrevistamos a Adolfo Trujillo Badillo, desarrollador del psicobloc en Mérida, quien nos recomienda este destino para practicar psicobloc en Cenotes, una oportunidad única de México.

Hace alrededor de nueve años Adolfo, conocido como «Fito», comenzó a escalar con Óscar Couttelenc en los cenotes de Mérida. Concretamente en el cenote Oxola, donde las características de la roca propiciaban una escalada vertical y «fácil». 

«Al poco tiempo construimos nuestro propio muro, «Monkey & Monchis» en Mérida, muy pequeño. Escalábamos con tennis, pues no sabíamos que la escalada era un deporte en forma.
Después conocimos a Will Tun que tenía una pared en su casa. Román Vagundo se puso de acuerdo para pasar la estructura del muro que teníamos. Allí comenzamos a aprender la técnica y me di cuenta que podíamos evolucionar la escalada en psicobloc.» – Adolfo Trujillo

Después fueron descubriendo más cenotes. En términos más formales, Adolfo comenzó el desarrollo del psicobloc de Mérida hace cuatro años. Hoy en día ha explorado alrededor de cincuenta, de los cuales cinco son ideales para este tipo de escalada, pues si bien en los demás puede realizarse, la calidad de la roca no es la óptima. 

«En muchos cenotes la roca se rompe, tiene moho o cae tierra de la parte de arriba. Pero, por ejemplo, el cenote Yax-Ha, uno de los primeros que descubrimos, es muy bueno. Tiene una altura de 8m, entonces el grado propuesto es de boulder y hay cuatro V4, dos V5, un V6 y un V8.» – Adolfo Trujillo

En psicobloc el grado se propone de acuerdo a la altura de las líneas. Si tienden a ser cortas, se escoge el grado de boulder; si son largas, se propone un grado de ruta deportiva. De los cenotes que han desarrollado hasta el momento, la gran mayoría se pueden escalar todo el año.

«El agua de los cenotes es cristalina, profunda y cálida. Si bien de diciembre a febrero es un poco más fresco, se puede escalar perfectamente. Sólo el cenote Xuen no se puede escalar en temporada de lluvias. En todos los demás, la roca siempre está seca. Eso sí, las caídas son limpias.» – Adolfo Trujillo

Otro de los cenotes desarrollados es el Nah-Ya, uno de los favoritos de la zona, en el que las rutas son largas, de 13 a 15m y donde hay cuatro abiertas, El Diezbaloso 5.10, El Iceberg 5.11, un 5.11c sin nombre, La Bomba del Alush 5.12b. Así como varios proyectos.

«Hace un tiempo vinieron Carlos Rodríguez y Mauricio Anaya. Ellos me ayudaron a orientarme en el grado. Carlos considera que en este cenote pueden salir varios proyectos, incluso duros, tal vez algún 5.14.» – Adolfo Trujillo

[wp_ad_camp_1]

Otros dos cenotes son Suem, en el que ya hay dos rutas y un proyecto y Dnomozon, el último cenote que Adolfo descubrió, donde hay dos proyectos.

Las ventajas del psicobloc 

La práctica del psicobloc tiene grandes ventajas. No se necesita un gran equipo: un par de gatas, traje de baño y, si se puede, un chaleco salvavidas para descansar entre pegue y pegue, lo cual lo hace ideal para cualquier viajero.

Escalar en cenotes es, sin duda, un gran privilegio que tenemos los mexicanos. Además, no se necesita un gran presupuesto. Nos comenta Adolfo que un día de psicobloc en un cenote sale, aproximadamente en $200 entre transporte, comida y la entrada que va de $20 a $30 pesos. Por ejemplo, los cenotes aquí mencionados se encuentran a menos de una hora de Mérida.

El desarrollo del psicobloc en Mérida ha ido creciendo con el tiempo. Sin embargo, todavía queda mucho por descubrir. El proceso, nos comenta Adolfo, es más lento que en otros tipos de escalada. 

«No sólo la comunidad de psicobloc en Mérida es pequeña, además, en esta modalidad, por más que tengas un grado alto, es más difícil sacar una beta de un crux, pues siempre se comienza de principio a fin. Uno va de caída tras caída al agua, hasta que salen.» – Adolfo Trujillo

Quintana Roo

En el Estado de Quintana Roo aún no se ha descubierto un cenote donde pueda practicarse psicobloc estrictamente hablando. No obstante, el potencial que hay en la zona es tan alto que, seguramente, en un futuro no muy lejano se encontrarán zonas ideales. 

Platicamos con Fernando Beltrán Ramírez, mejor conocido como “Milok” y uno de los desarrolladores de la zona, quien nos explica el tipo de escalada que se practica en esta zona. 

«En Quintana Roo no hay cenotes con la altura de Yucatán. Es decir, la altura entre el espejo del agua y el techo del cenote es un muy baja. Lo que nosotros solemos practicar es boulder en cenotes que ya están secos. Es realmente una escalada muy especial y única en roca caliza, difícil de hallar en cualquier otro lugar del mundo.» – Fernando Beltrán

La oferta de escalada en la zona del Caribe está creciendo poco a poco y, sin duda, se irá convirtiendo en un excelente destino para todos aquellos amantes del mar y montaña.  

El psicobloc como turismo alternativo

Fernando Artigas, quien ha desarrollado un trabajo fotográfico del psicobloc en la Península nos platica lo que, para él, es una de las grandes ventajas del psicobloc.

«Creo que, una de las cosas más maravillosas del psicobloc es que desarrolla un tipo de turismo muy específico, que está relacionado con el entorno, preocupado por protegerlo. Eso me gusta. He ido conociendo a la comunidad de psicobloc de la Península y es, en realidad, un grupo muy consciente de cuidar estas áreas y que, de verdad, valoran la importancia espiritual de estos paraísos para nuestra cultura prehispánica.» – Fernando Artigas

Recomendaciones

  • Seguir la filosofía de dejar la menor huella posible. Los cenotes son espacios naturales que debemos proteger. No usar bloqueador, bronceador o sustancias tóxicas y contaminantes es importante. Recoger nuestra basura, no perturbar a los animales, estacionarnos en lugares permitidos, son medidas que debemos tomar.
  • Si quieres practicar psicobloc por primera vez, te recomendamos no abusar de tu confianza y comenzar a probar rutas no muy altas para que aprendas a caer al agua. Una mala caída puede causar lesiones e, incluso, accidentes más graves.
  • Si quieres ir a la zona de cenotes de Mérida a practicar psicobloc, te sugerimos ponerte en contacto con Adolfo Trujillo: (999) 2282328, quien te guiará y realizará las mejores recomendaciones.