Foto: patrocinada por Blog de Escalada

Motivos que hacen de Japón potencia mundial en escalada de competición

Fotos y texto: Blog de Escalada, aliado de Freeman Outdoors, líder en la comunicación de los deportes outdoors en portugués. REPRODUCIDO CON AUTORIZACIÓN DEL AUTOR. ORIGINAL EN PORTUGUÉS aquí.

En tan sólo 10 años Japón aumentó en un 2,206% el número de muros de escalada, pero vayamos más lejos, ¿qué lo convierte en potencia mundial del deporte?

Por: Blog de Escalada

Japón posee 377,972 km² de área total (contando todo el archipiélago) y hace unos 15 años el país ni siquiera figuraba entre los favoritos de las competiciones de escalada. Pero su expectativa de salir ganador con varias medallas en los próximos Juegos Olímpicos de 2020 es alta. 

Si alguien tiene la curiosidad de analizar las apuestas, los atletas japoneses son considerados favoritos para subir al podio. Ahora bien, ¿qué hizo este país para convertirse en una de las potencias en la escalada de competición?

Es posible resumirlo en una sola palabra, el camino elegido por Japón fue la «formación».  Todo país que busque construir un mejor futuro ha de elegir invertir en educación. Pues eso es exactamente lo que hizo Japón. La introducción de una persona a la escalada parte de la misma metodología y filosofía de educación implementada en este país. La educación es prioridad en Japón. Como dato, el índice de analfabetismo en el país es de alrededor del 0,05%.  Quizá no por coincidencia, Eslovenia, otra potencia mundial en escalada deportiva, también tiene una tasa de analfabetismo baja, que gira en torno al 0,3%. Las cifras son proporcionados por Índice Mundi.

América, un continente que cuenta con increíbles lugares para escalar, posee un número un poco diferente respecto a la tasa de analfabetismo (personas que no saben ni leer, o escribir) al de estos dos países citados:

  • Argentina: 2%
  • Chile: 4.3%
  • Brasil: 8.3%
  • Perú: 10.4%
  • México: 4.17%

En Japón, excepto para la enseñanza primaria, los alumnos se quedan al menos 6 horas diarias en la escuela. En estas horas, se introducen a algunas disciplinas como economía doméstica, deportes y artes. Todo este «esquema» fue idealizado e implementado en 1872 y fue inspirado en el sistema francés de educación. Francia, por curiosidad, tiene una tasa de analfabetismo del 0,6%. En Japón, los niños de 3 años de edad son ahora capaces de entrar en el Youchien, equivalente al jardín de niños en México. A partir de los 7 años, hasta los 15, es obligatorio asistir a la primaria y al gimnasio. Los deportes modernos comenzaron a practicarse en Japón cuando se estableció el sistema educativo.

Pero, ¿por qué se está hablando de educación y analfabetismo? ¿qué tiene que ver la escalada con eso? En realidad, ¡todo!

Las escuelas introducen los deportes a los niños. Una escuela con un muro de escalada, por ejemplo, logra introducir a los niños al deporte a edad temprana. Además, las academias de estos países, sobre todo en Japón, realizan excursiones a lugares diferentes de los ya tradicionales museos y bibliotecas. Se visitan espacios con naturaleza y practican deportes al aire libre.

En Japón, los deportes, sin importar la modalidad, son considerados un pasatiempo saludable, el cual desarrolla buena disciplina, construye carácter, alienta la honestidad y promueve el espíritu deportivo. 

Después de la Segunda Guerra Mundial, para reestablecer la importancia de los deportes y la moral en la población, la Asociación Deportiva de Japón Amateur (JASA), creada en 1911, organizó el primer Alojamiento del Taiiku Taikai (Festival Nacional de Deportes) en 1946. Estas reuniones realizadas en verano y otoño, se convirtieron en eventos anuales.

Tokio: el centro efervescente

Situado en el centro-oeste de la isla de Honshu, Tokio es la capital administrativa y financiera de Japón. La población total es de 37 millones de habitantes. En la capital japonesa hay más de 120 muros de escalada y academias.

Haciendo una comparación tentativa con México, probablemente sólo en Tokio hay un número similar de espacios para la práctica de escalada de formación que en todo México. La mayoría de estos lugares japoneses son relativamente pequeños, si se comparan con las grandísimas academias norteamericanas y europeas. Los muros de Japón muestran, sólo en números, que poseer gimnasios de escalada inmensos no hace necesariamente de la población de escaladores los más interesados en el deporte.

Incluso Adam Ondra, uno de los mejores escaladores, afirmó en una reciente visita a Japón para aprender más de acerca sus métodos de entrenamiento que «la mayoría de los muros son relativamente pequeños, pero el estilo de los route seters es el más cercano que hay al formato adoptado en la copa del mundo». Por lo tanto, parte del éxito atlético de Japón también está en la adaptación de la filosofía moderna de crear rutas y problemas de acuerdo a la escalada deportiva actual. El video del viaje de Ondra a Japón está al final del artículo.

Los detractores, por su parte, afirman que este estilo es mucho más cercano al parkour que a la escalada. Paradójicamente, suelen ser ellos quienes se quedan fuera de las etapas de los mundiales, con mínimas posibilidades de ir a la olimpiada. De acuerdo al número de gimnasios en Tokio y todo territorio japonés, es fácil prever que aunque el estilo antiguo, vigente hace 10 años, vuelva a ser adoptado en las competiciones, los muros (así como los atletas) se adaptarán.

Una gran muestra de ello es la cantidad de atletas japoneses en el circuito de competiciones de la IFSC. Nada menos que 10 atletas nipones frecuentan asiduamente las finales de cada etapa, tanto en la rama masculina, como femenil. El año pasado, en la Copa Mundial de Escalada, los japoneses se llevaron el primer, el segundo y el cuarto lugar en la modalidad de Bloque en la etapa de Estados Unidos. Akiyo Noguchi, la estrella más grande de la escalada japonesa, quedó en segundo lugar general en la competencia femenil (modalidades de Bloque y Dificultad).

La estrategia de su entrenamiento pasa por las manos de Yasui Hiroshi, técnico japonés que es presencia garantizada en congresos de investigación científica sobre escalada y montañismo. En su participación en Chamonix, donde realizó una conferencia, las entradas se agotaron. Hiroshi comenzó a enseñar escalada en la escuela secundaria hace 16 años. Después de lapidar jóvenes talentos, comenzó a entrenar al equipo nacional juvenil por siete años. Desde 2016 él es el entrenador oficial de la selección japonesa.

Escalada como negocio

La calidad de los gimnasios japoneses puede ser constatada en las franquicias como T-Wall y B-Pump. Con franquicias, no sólo el deporte crece, también el mercado crece.

Según datos de la Federación Internacional de Escalada Deportiva (IFSC), en el mundo existen aproximadamente 25 millones de escaladores. Sólo en Estados Unidos, país con el mayor número de gimnasios de escalada del mundo, todos los días se inician en la escalada entre 1,200 y 1,500 personas. Un estudio realizado recientemente por la ISPO, la mayor y más importante feria del outdoors de Europa, Alemania es el país con el mayor número de gimnasios de escalada: 500. En Asia, Japón supera a todos los países.

De acuerdo con la Asociación de Montañismo Japonesa, entre 2008 y 2015, el número de gimnasios de Bloque pasó de 96 a 435. Un aumento del 2,206% en sólo siete años. Se especula que para la realización de los juegos olímpicos en Japón, este número sea mucho mayor, además, claro, el número de practicantes del deporte también crecerá exponencialmente.

Finalmente, se puede concluir a grandes rasgos que la inversión en la educación escolar, la introducción a la escalada desde temprana edad, así como la importancia otorgada a las actividades al aire libre, son tres aspectos que han determinado el futuro de la participación de Japón en las próximas olimpiadas.