Fotos: Benjamín Soto / Zenith Adventure Media

La ruleta rusa, escalar en solitario y el camino más seguro

Por: Benjamín Soto

Hoy Daniel y Héctor dedicaron el día a escalar en solo integral. Después de hacer unas tomas y de perderlos de vista me fui a un café a esperar a que pasara el tiempo para que bajaran y me quedé pensando en lo impactante que es verlos escalar así, sin cuerda. Desde la mesa del café, mientras ellos escalan, les comparto este texto.

La cuerda se ha convertido en el elemento más icónico de la escalada. Para muchos, es la representación de toda la seguridad en la montaña. Mi madre moriría de un infarto si se enterara de que alguna vez escalé sin cuerda, no importaría que fuera un 5.7. La cuerda es el símbolo de lo que hace que el montañismo y la escalada pasen de ser un acto suicida a un simple deporte con riesgo.

Eso cree ella, y eso creen muchos más, incluidos probablemente muchos escaladores. A todos nos han sudado las manos por el simple hecho de ver los videos de Alex Honold soleando el Sendero luminoso, o Heaven. Y para los que hemos tenido la oportunidad de estar personalmente acompañando a alguien soleando alguna ruta, será difícil negar que en muchos momentos la tensión es alta. No importa que la ruta sea fácil o conocida. El simple hecho de subir sin cuerda cambia completamente el humor del momento. “Es una estupidez. Si uno se puede tropezar caminando en la sala de su casa, claro que el riesgo de caer de una pared es enorme” es lo primero que yo pensaba cuando veía a gente solear.

La idea de que subir sin cuerda pueda ser la opción más segura en una pared me parecía no solo estúpida, sino lejana.

Hasta ahora…

Daniel2

Daniel y Héctor se están preparando a todo compromiso para subir la famosa ruta “Slipstream”, una cascada de más de 900m de hielo vertical en las Rocky Mountains. Cada vez que nos topamos con alguien la historia se repite.

-“¿Mexicanos escalando hielo? ¡Wow!  -¿Slipstream?!!  emhhhh”

[Ver más: ALTA Vertical presente #IceCalling2016]

La reputación letal de la pared está presente en cada una de las personas que conocemos por acá, algunos la han subido, algunos ni lo sueñan, pero todos invariablemente cada vez que escuchan que vamos para allá nos alertan de su riesgo. Entonces, ¿cómo es posible que sea más seguro subir algo con esa reputación en solitario?

Para entenderlo tendremos que ir rápidamente a algunas de las bases de la escalada en hielo y las particularidades de Slipstream.

1.- El hielo es frágil e impredecible. No importa cuánta experiencia tengas ni que tan reservado seas, el hielo siempre puede fallar. Y los tornillos, a pesar de ser maravillosas piezas de ingeniería, están ahí como una última opción. Nunca he escuchado a alguien que se sienta seguro de volarle a un tornillo. (Si quieres ver un video de la fragilidad del hielo y de un escalador con mucha suerte da click aquí)

2.- Incluso si el tornillo y el hielo resistieran un vuelo, en el hielo -a diferencia de la escalada deportiva- uno no escala lo que no puede sacar limpio. Un vuelo en hielo, en el mejor de los casos, terminaría con los crampones clavándose en la cascada algunos metros por debajo y los tobillos rompiéndose. En esta modalidad de la escalada, está lejos de existir algo que se le pueda llamar “vuelo limpio”.

3.- El principal riesgo de Slipstream es su ubicación. Los 900 metros de hielo vertical se encuentran ubicados justo debajo de un serac. Éste con seguridad se romperá y arrojará toneladas de hielo por la pared. ¿Cuándo sucederá esto? Es imposible de saber o de predecir. Entrar a Slipstream es básicamente entrar a la mesa de la ruleta rusa. Algún día, ese serac caerá y lo único que nos queda es esperar que no haya nadie debajo de él. Es aquí cuando entra en juego el argumento más importante:  El tiempo. Mark Twight estima que escalar asegurado requiere tres veces más tiempo que escalar en solitario. Para él, lo primero que se debe de hacer antes de entrar a una pared es estudiar si una cuerda es necesaria o no. Cuando Héctor y Daniel se sienten en la mesa de la ruleta Rusa de Slipstream querrán estar ahí la menor cantidad de rondas posibles y es entonces, cuando subir sin cuerda será la opción más segura.

A lo largo de estos días me a tocado ver a estos dos Alpinistas solear cientos de metros. Cada vez que esto sucede mis manos comienzan a sudar, mi respiración se acelera y mi atención se concentra en hacer mi trabajo de documentar sin afectar a mis amigos. Las rutas en las que lo hacen no requieren ser soleadas para ser más seguras, sin embargo ellos deben de trabajar su mente para el que el día que el clima lo permita y ataquen Slipstream, la seguridad recaiga en sus fuerza mental y no en la cuerda.

¿Cuál es tu opinión de la escalada en solitario?

#IceCalling2016

Notas:
*Mark Twight tiene el récord de velocidad de Slipstream con dos horas y cuatro minutos (2:04). Hector y Daniel, esperan hacer la pared en ocho horas.  

**Hector y Daniel sí llevarán cuerdas a la pared. Dos modelos PETZL “El paso” de 7.7mm y 70 metros de largo. Planean subir los primeros 700m en SimulsoloSimultáneo, y los últimos 300 asegurando de modo tradicional.

Benjamín Soto es fotógrafo y director en Zenith Adventure Media (www.zenithadventuremedia.com) . Para conocer más de sus historias síguelos en Instagram @Zenith_am, y en Facebook: https://www.facebook.com/ZenithAdventureMedia/