Greta Thunberg te convencerá de que sí hay solución al cambio climático

El mundo habla sobre el cambio climático y muchos pensamos que ya no hay solución. La activista de 16 años, Greta Thunberg, te convencerá de que sí la hay.

Hace medio año Freeman publicó una nota sobre Greta Thunberg, la joven de 16 años de edad que decidió comenzar una huelga fuera del parlamento de su país, Suecia, con el objetivo de exigir a los políticos que hagan algo por frenar el cambio climático. 

“¿Por qué debería obligarse a que un joven a que estudie para un futuro cuando nadie está haciendo lo suficiente para salvar ese futuro?”, afirmó Greta.

De acuerdo al portal Scientific American, para el 2050 (es decir, dentro de 30 años) la duplicación del CO2 atmosférico producirá un aumento de las temperaturas medias globales de cerca de tres grados Celsius, mientras que las políticas económicas continúan con el ritmo actual de quema de recursos fósiles, tala de bosques y otro sin fin de actividades que emiten gases de efecto invernadero.

Estadísticas

* Al día se extinguen 150 especies de animales en el mundo.
* La intensidad de las tormentas eléctricas en el hemisferio norte ha aumentado, produciendo que hasta un 50% más de rayos toquen tierra en los Estados Unidos.
* En México se ha perdido el 40% de flora y fauna en los últimos 30 años y está en peligro otro 20%. 
* Los glaciares se derriten a una velocidad impresionante. En México, les quedan tan sólo 2 años de vida.

En tan sólo seis meses Thunberg no sólo ha convencido a miles de niños de 130 países del mundo para que se sumen a su huelga y exijan a los adultos resolver la problemática ambiental cada vez más evidente en todos los rincones del Planeta, sino que los discursos de la activista han cobrado una relevancia importante a nivel internacional. Con una retórica precisa y una voz certera, Thunberg está movilizando a la gente porque ella tiene algo claro: es posible hacer un cambio.

«Mucha gente dice que no tenemos ninguna solución a la crisis climática. Y tienen razón, ¿cómo podríamos hacerlo? ¿Cómo resuelves «la crisis más grande que la humanidad haya enfrentado»? ¿Cómo resuelves una guerra? ¿Cómo resuelves ir a la luna por primera vez? ¿Cómo creas nuevos inventos?
La crisis climática es el problema más fácil y más difícil que hemos enfrentado. El más fácil porque sabemos lo que debemos hacer: debemos detener las emisiones de gases de efecto invernadero. La más difícil porque nuestra economía actual aún depende totalmente de la quema de combustibles fósiles y, por lo tanto, de la destrucción de los ecosistemas para crear un crecimiento económico eterno.


– «Entonces, ¿cómo resolvemos eso?», nos preguntan los estudiantes en huelga por el cambio climático. Y decimos: «Nadie sabe a ciencia cierta. Pero tenemos que dejar de quemar combustibles fósiles y restaurar la naturaleza y muchas otras cosas que quizás aún no hayamos descubierto”. Entonces piensan: «¡Eso no es una respuesta!» A lo que decimos: «Tenemos que empezar a tratar la crisis como una crisis, y actuar incluso si no tenemos todas las soluciones». -«Eso todavía no es una respuesta», afirman.

Así pues, comenzamos a hablar sobre la economía circular y la reforestación de la naturaleza y la necesidad de una transición justa. Entonces no entienden de qué estamos hablando. Aclaramos que todas las soluciones necesarias aún no son conocidas por nadie y, por lo tanto, debemos unirnos detrás de la ciencia y encontrarlas juntos en el camino. Pero no escuchas eso porque esas respuestas son para resolver una crisis que la mayoría de ustedes ni siquiera comprenden del todo. O no quieren entender. No escuchas a la ciencia porque sólo te interesan las soluciones que te permitirán continuar como antes, como ahora. Y esas respuestas ya no existen, porque no actuaste a tiempo.


Evitar la degradación del clima requerirá el pensamiento de la catedral. Debemos poner los cimientos mientras no sepamos exactamente cómo construir el techo. A veces simplemente tenemos que encontrar un camino».
Discurso de Greta Thunberg frente al Parlamento del Reino Unido.

De acuerdo a la revista Time, en la que Thunberg recientemente apareció en su portada, desde que tuvo lugar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático el pasado mes de diciembre, los seguidores de la joven activista han crecido casi un 4,000% en Twitter hasta alcanzar los 612,000. Pero, afortunadamente, el doble de personas no sólo han aplaudido su liderazgo, sino han tomado muy en serio su invitación a actuar fuera del mundo virtual, exigiendo públicamente un cambio.

De acuerdo a la misma revista, el pasado 15 de marzo aproximadamente 1.6 millones de personas de 133 países diferentes participaron en una huelga climática inspirada por Greta Thunberg, unidos por los hashtags #FridaysForFuture y # YouthStrike4Climate.

Sí es posible hacer un cambio, ¿cómo? No sólo la forma de vida (y consumo) de cada persona es crucial, una de las soluciones más importantes vendrá cuando los gobiernos reduzcan las emisiones de carbono en un 45% y, de acuerdo al informe publicado por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC) ha de llevarse a cabo antes del 2030, algo que incluso ya está firmado en el Acuerdo de París.

Ahora bien, el esfuerzo descomunal de la joven activista no es simplemente alzar la voz para que los adultos y gobernantes sean realmente conscientes y se sientan avergonzados del catastrófico futuro que les han dejado a las nuevas generaciones. Greta pone el ejemplo con cada una de las desiciones que toma cada día: alimentación, vestimenta, medios de transporte (no viaja en avión a menos que sea estrictamente necesario), ella es coherente con su estilo de vida y la lucha que persigue.

Si alguna vez te dicen, ¡Es inevitable, la especie humana desaparecerá! recuerda algo: sí hay soluciones y, como afirma Thunberg, ante todo tenemos que empezar a tratar la crisis como una crisis, y actuar incluso si no tenemos todas las soluciones por las generaciones venideras, por la naturaleza y porque será terriblemente triste y mediocre que el hombre ni siquiera haya intentado vivir en equilibrio con su casa, el Planeta Tierra.

«Porque el problema básico es el mismo en todas partes. Y el problema es que, básicamente, no se está haciendo nada para detener, o incluso retrasar, el clima y la degradación ecológica, a pesar de todas las hermosas palabras y promesas.

[…] Este comportamiento irresponsable continuo sin duda será recordado en la historia como uno de los mayores fracasos de la humanidad.» – Discurso de Greta Thunberg frente al Parlamento del Reino Unido.