Escalada: ¿Quiénes irán a los olímpicos y cómo se graduará la dificultad?

Fotos: Eddie Fowke – IFSC

Artículo inspirado en publicaciones de Blog de Escalada. Respecto a los atletas confirmados, versión original aquí; respecto al estilo de armado, versión original aquí.

La escalada en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020: análisis sobre los primeros atletas confirmados, su capacidad en roca y el estilo de armado elegido.

El Campeonato Mundial de Escalada de la Federación Internacional de Escalada Deportiva (IFSC) que se llevó a cabo del pasado 11 al 21 de agosto en Hachioji, definió los primeros clasificados para el estreno de la escalada en los Juegos Olímpicos de Verano 2020 en Tokio, Japón. Tanto en la categoría femenina, como en la categoría masculina, algunos atletas considerados favoritos fueron excluidos. Nombres como Adam Ondra y Fanny Gibert tendrán que buscar otra forma de clasificarse.

Hay 40 vacantes para los Juegos Olímpicos en total, de las cuales 20 son para hombres y 20 para mujeres. En cuanto a la distribución de vacantes, de los 20 asignados para cada sexo, uno es para el país anfitrión (Japón) y otra para lo que se conoce como «Lugares de Convocatoria de la Comisión Tripartita», que son lugares otorgados por invitación del comité. Por lo tanto, hay 18 vacantes para cada género. A su vez, el número máximo de participantes por país o federación nacional es de dos atletas por género. 

Después de competir en las fases clasificatoria, semifinal y final de Bloque, Dificultad y Velocidad, los 20 mejores atletas compitieron en el modo «combinado», que es el formato de disputa que se utilizará en los Juegos Olímpicos. 

¿Quiénes irán a las Olimpiadas de Tokio 2020?

Las siguientes son las listas de los escaladores que han logrado su clasificación para las Olimpiadas de Tokio 2020 hasta el momento.

Categoría femenina

ColocaciónNombrePais
PrimeroShauna CoxseyInglaterra
2doAkiyo NoguchiJapón
3roJanja GarnbretEslovenia
4toPetra klinglerSuiza
5toOh Mori *Japón
7moAleksandra MiroslawPolonia
NovenoBrooke RaboutouUSA
10moJessica PiltzAustria

Los atletas Futaba Ito (Japón) y Miho Nonaka (Japón), en sexto y octavo lugar respectivamente, compiten por la colocación y el lugar inminente con Ai Mori. Akiyo Noguchi debe tomar la vacante a la que tiene derecho el país anfitrión.

Categoría masculina

ColocaciónNombrePais
PrimeroAlex MegosAlemania
2doJakob SchubertAustria
3roTomoa NarasakiJapón
4toKokoro Fuji *Japón
6toRishat KhaibullinKazajstán
8voMickael MawemFrancia
NovenoLudovico FossaliItalia
10moSean McCollCanadá

Los atletas Kay Harada (Japón) y Meichi Narasaki (Japón), quinto y séptimo respectivamente, compiten por la colocación y el lugar inminente con Kokoro Fuji. Tomoa Narasaki debe tomar la vacante a la que tiene derecho el país anfitrión.

-Puedes leer más aquí: Tokio 2020: Estos son los primeros escaladores en clasificar

¿Qué nos dicen estos resultados? ¿Es cierto que, quien es fuerte en competencias, es débil en roca?

Respecto al formato de clasificación para los Juegos Olímpicos, existen diversas críticas que señalan que quienes finalmente irán a las olimpiadas no son los escaladores más fuertes en roca. Sin embargo, los datos revelan lo contrario. Entre los finalistas masculinos, cuatro de los atletas que entraron en esta fase son escaladores que han encadenado 9b (5.15b) o más.

Ellos son Adam Ondra (el escalador que posee el ascenso de la ruta más difícil del mundo 9c (5.15d); Alex Megos y Stefano Ghisolfi (quienes han escalado 9b+ (5.15c) y Jakob Schubert (quien cuenta con 9b (5.15b).

Dentro de la rama femenil los datos de escalada en roca de las finalistas tampoco son malos: Janja Garnbret, Julia Chanourdie y Chaehyun Seo poseen 9a (5.14d) en su lista de encadenes, mientras que Jessica Pilz tiene 8c y 8c+ (5.14b y 5.14c).

-Te puede interesar, Ondra pide que competencias se apeguen a las raíces en los Olímpicos

¿El estilo de armado, se asemeja más al Parkour que a la escalada?

Otra de las críticas fuertes que se han realizado a los formatos de las distintas competencias camino a las Olimpiadas es respecto al estilo de armado elegido que, para muchos, se asemeja más a deportes como el Parkour y no, realmente, a la escalada.

El estilo de armado considerado moderno, que los detractores denominan «skate» o «parkour», es uno en el que destaca el equipo japonés. El propio Adam Ondra, el mejor escalador deportivo de hoy, ha estado entrenando en Japón para comprender mejor la lógica detrás de las rutas.

Quienes creen que sólo los asiáticos son privilegiados en esta nueva filosofía se equivocan. Las escuelas de escalada más destacadas son, actualmente, la eslovena y austriaca. En los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires, donde se dieron las primeras medallas olímpicas de escalada, hubo atletas de ambos países dominando el podio.

Para comprender lo que ha cambiado en relación con los estilos, primero se debe comprender la medición de la dificultad de las rutas. En resumen, el estilo ampliamente utilizado se mide por un valor numérico (generalmente grado V), que sintetiza la dificultad de acuerdo con el movimiento más difícil. Este estilo se conoce como «antiguo» (como se usaba hace 15 años en competiciones) y favorece la fuerza bruta en lugar de la técnica. Este tipo de medición se usa ampliamente en escalada en roca y se trasladó a gimnasios y campeonatos. Hasta el día de hoy, los gimnasios usan esta medida.

Este estilo, que enfatiza mucho más la fuerza bruta, es exactamente el estilo que se aprecia en países como Estados Unidos. En la escuela de este estilo se encuentran atletas como Chris Sharma y Daniel Woods. No es que haya un problema con el estilo, sino todo lo contrario. Pero debido a que exigía gran parte del físico de los competidores, la calidad de la escalada en los Juegos Olímpicos se vería comprometida.

-Te puede interesar, Escalada recibe aprobación provisional para los Olímpicos de París 2024

Una nueva medición de dificultad para el armado en la escalada de competencia: la escala RIC

Con el fin de preservar el rendimiento físico de los escaladores durante la competencia olímpica y el formato combinado, los armadores de la IFSC han ideado una nueva medida que tiene en cuenta otro estilo de escalada: la escala RIC.

En él se evalúan tres elementos distintos y no únicamente la fuerza bruta. Con esta nueva escala, el propósito de los armadores es estimular la capacidad para resolver la complejidad de una línea de la manera más técnica y creativa posible. Para esto se tomaron en consideración tres factores esenciales identificados como: R (riesgo) + I (intensidad) + C (complejidad). Cada uno de estos factores tiene una calificación de 0 (mínimo) a 5 (máximo).

En el video a continuación, la diferencia de enfoque entre dos escaladores de estilo antagónico es explícita: Alex Puccio (la mayor ganadora en la historia de las competencias de EE. UU.) y Janja Garbret (la mejor competidora mundial de la historia). Observa cómo la misma línea es resuelta de manera tan distinta, una usando fuerza extrema sin pensar en la estrategia y la otra, con más técnica y clara estrategia.

Así pues, el requisito ya no es sólo la fuerza, sino también el razonamiento y la imaginación de cada atleta. Ahora bien, con este análisis no se corrobora en ningún momento que el nuevo estilo sea «correcto» y que otro sea «incorrecto»: muestra una evolución que, dependiendo del punto de vista, puede no ser necesariamente positiva.

El nuevo estilo es solo un enfoque diferente y establece una nueva forma de entrenamiento. Depende de los entrenadores que todavía tienen en mente los compromisos de hace 15 años, comenzar a mirar hacia el futuro. 

Motivos que hacen de Japón potencia mundial en escalada de competición