Entrevista: Nelly Pineda gana 1er lugar femenil en Desde Cero Challenge

El primer lugar y la experiencia de Nelly Pineda en Desde Cero Challenge deja claro la dimensión del reto y la calidad de la deportista.

«Voy a guardar en mi memoria a Desde Cero Challenge como mi reto consentido y con sentido.» – Nelly Pineda

Nelly Pineda consiguió el primer lugar femenil en Desde Cero Challenge con 14:14:10. La atleta de 46 años y madre de dos hijos logró una participación extraordinaria, quedando en primer lugar de su categoría en todas las etapas que conformaron el reto (algo, por cierto, único), así como un séptimo lugar en la tabla general.

Nelly empezó su carrera deportiva con gimnasia olímpica, ha realizado remo: «nunca he hecho algo tan intenso como el remo» afirma, triatlón, Ironman, grandes fondos de bici de ruta, bici de montaña y muchos otros deportes. Sin embargo, correr es su disciplina favorita. Se enamoró en Austria de las montañas y hoy se dedica a hacer ultra maratones.

El pasado 29 y 30 de marzo se reunieron casi cincuenta atletas de alto rendimiento para afrontar los más de 200km de ciclismo de ruta, 17 de trail y 5 de hiking, desde la playa de Chachalacas hasta la base del glaciar del Pico de Orizaba. Entre este selecto grupo de competidores, únicamente seis fueron mujeres.

Sin duda, con su participación (como ella misma lo afirma), Nelly Pineda ha mostrado que si bien Desde Cero Challenge es algo muy difícil, no es imposible; no es para todas, como tampoco lo es para todos, no obstante es algo muy alcanzable, por ello, dice Nelly, «me encantaría ver muchas más mujeres en este reto».

Con la finalidad de conocer a profundidad la experiencia que vivió Nelly Pineda, Freeman le realizó la siguiente entrevista.

Freeman (F): Nelly, ¿cómo viviste la participación femenina en Desde Cero Challenge?

Nelly Pineda (N): Creo que arrancamos seis mujeres, me hubiera gustado que hubiera más. Es un reto posible. En la carrera me di cuenta de algo, de las seis que participamos ni una dijo «no puedo», ni una se rajó. Su motivación, su entrega absoluta fue increíble. Me encantaría que se sumaran más mujeres al reto, porque se puede realizar, porque de verdad, es una locura que se puede intentar.

(F): ¿Cuándo decidiste participar en Desde Cero Challenge?

(N): Gisela y Héctor me platicaron de este proyecto hace tiempo. Me encantó la idea desde un principio. Tenía casi dos años de no subirme a la bici, lo último había sido la carrera Enrutados 86km, pero no había hecho nada de fondo. Regresé en enero de un viaje y pensé que la quería hacer, así que me puse a entrenar. Me encanta la montaña, había hecho cumbre en el Izta, en el Pico, en la Malinche, en las montañas mexicanas, es algo que me apasiona, así que me animé.

(F): ¿Qué te pareció el reto en sí mismo?

(N): Estuvo muy bien organizado, para ser la primera vez verdaderamente lo hicieron bien, aunque haya cosas que mejorar, me cuesta trabajo pensar en cosas puntuales pero la organización fue impecable.

Por parte de los competidores hubo muchísima solidaridad de todos, un gran soporte, compañerismo. No era la típica carrera en la que lo único que importa es ganar. En algo tan duro, como lo es Desde Cero, no puedes abandonar a la gente, así que el apoyo fue mutuo y constante.

Respecto al reto y sus etapas, me parece increíble, me encanta la idea que no se trata sólo de las distancias, que están cañonas, ni sólo de la altura que vas ganando, sino además de ir con la presión del tiempo. Esto obliga a que los competidores no la hagan a medias, lo tienes que dar todo. Es una carrera muy expuesta, donde no hay manera de autoengañarse o engañar a los demás, de hacer creer que uno es algo que no es, aquí quedas exhibido. Este reto deja muy al descubierto de qué eres capaz de lograr. Definitivamente es una carrera que se corre con la cabeza.

(F): ¿Cómo viviste cada una de las etapas?

La primera parte de la bici ¡sufriendo! (risas). Es una ruta muy paisajística, hay que tener experiencia para rodar en autopista, saber sobre seguridad. La ruta fue super demandante; del kilómetro 45 al 115 muy duro, todo de subida, y aunque no son puertos muy intensos, es continuo. Hasta el kilómetro 75 iba feliz, divirtiéndome. A partir del 100 ya quería llorar, en el 110km ya venía luchando con mi yo interno, pensando qué hago, me bajo y abandono, o continúo. Después de un abastecimiento pensé: mira mejor súbete a la bici y deja de sufrir. Los últimos 7 kilómetros quieres llorar, te falta todo.

Ese día me cayó mal la cena, pasé muy mala noche, con dolor de estómago, casi no pude desayunar. Me levanté pensando en que no quería continuar, pero empecé y me animé. La ruta de trail es hermosa, arrancas de noche con un cielo espectacular, la naturaleza te envuelve y te motiva, es algo muy bonito vivir el amanecer en la montaña, vas viendo cómo aparecen las sombras que toman forma y color. La ruta es espectacularmente bonita, con mucha vegetación, muy dura, subes y subes. La última parte de la montaña es altamente demandante, piensas «traigo las piernas destrozadas y ¡ajá! me falta subir la montaña más alta de México», sí hace falta un grado de locura para intentarlo.

(F): ¿En la historia de tus retos deportivos, de tus aventuras y experiencias, qué lugar ocupará Desde Cero Challenge?

(N): A modo personal era un reto muy importante. Creo que Desde Cero es mi reto consentido y con sentido. Me encantó, me encanta tener retos personales, me gusta llegar a mis límites y ver hasta dónde más puedo ir. Desde Cero cumplió con esto y más, nunca había rodado esa distancia, una carrera tan demandante en dos días, cumplió con todas mis expectativas. Los seres humanos caemos en esto de buscar pretextos para no hacer cosas, para preferir las salidas fáciles, y con este reto me quedó perfectamente claro que cuando quieres puedes, y sí, es una frase super trillada, pero de verdad se puede hacer absolutamente todo, solo es cuestión de trabajarlo, y las cosas salen. Eso sí, las cosas no llegan a ti, tienes que salir a buscarlas.

Lo voy a guardar en mi memoria como mi reto consentido y con sentido porque si bien todos los retos que he hecho en mi vida me dejan pensando que han sido los más duros, cada uno ha significado mucho. Desde Cero es el consentido, pero quizá no sea el más duro de mi vida porque seguro se me va a ocurrir algún otro (risas).

(F): Nelly, enhorabuena por el primer lugar. Muchas gracias por tu tiempo y que sigan los triunfos.

(N): Muchas gracias a ustedes.

Continúa leyendo…