¿Cuáles son las lesiones más frecuentes al escalar en roca?

La escalada involucra el movimiento de todo el cuerpo. Como sabemos, el impulso, la mayor fuerza y apoyo de los pies son los componentes más importantes que vienen de las piernas; los brazos, hombros y espalda son los que sufren las lesiones principales, precisamente por compensar la falta de los componentes de miembros inferiores.

Aquí les presentamos una división de los miembros corporales según su posición, y una lista de las lesiones más frecuentes que surgen al escalar en roca.

Es importante señalar, sin embargo, que esto no significa que si escalas forzosamente te vas a lesionar, pero es bueno entender lo que puede ocurrir en caso de no contar con el entrenamiento previo adecuado. Así que, antes de intentar ser el mutante más fuerte del ejido, primero toca aprender a fortalecer el cuerpo.

Miembros superiores

Los miembros superiores son: cadena articular de la mano, muñeca, antebrazo, codo, brazo, hombro, clavícula y omóplato. Y las lesiones que corresponden a esta sección son:

a) Tensión fuerte a excesiva de todos los músculos (más unas zonas que otras del miembro superior) por esfuerzo excesivo y falta de estiramiento. Lo que provoca entumecimiento, hormigueo, sensación de hinchazón, falta de fuerza en las manos para agarrar objetos no pesados. La consecuencia siguiente de aumentar esta tensión muscular por sobre-esfuerzo son los desgarres.

b) Esguinces de los dedos de las manos y muñecas.

c) Tortícolis por compensación de fuerza de brazos y piernas. Incluso, por sencillo que parezca, estar mirando constantemente hacia arriba.

d) Atrapamiento de algún nervio por compresión muscular, produce sensación de descargas eléctricas, hormigueo, entumecimiento, falta de fuerza, alteración de la sensibilidad. Puede ser compresión nerviosa a nivel del pectoral, axila, codo, antebrazo o muñeca en el túnel del carpo.

e) Subluxación o luxación de hombros al quedarse colgados de un brazo.

f) Fracturas de clavículas, dedos; aplastamiento por las rocas, laceración.

g) Golpes y caídas de altura.

Miembros inferiores

Que comprenden la cadena articular del pie, tobillo, pierna, rodilla, muslo, cadera, ilíaco.

1) Fatiga muscular de todo el miembro inferior. La primera consecuencia son los calambres y desgarres. La segunda, temblor de las piernas que pueden provocar caídas de altura.

2) Calambres en las plantas de los pies, seguidos de una fascitis plantar.

3) Esguinces de tobillos.

4) Golpes y fracturas por caídas.

También existen lesiones específicas en la columna: dolores leves por cansancio, hasta espasmos y bloqueos lumbares con síntomas de tipo ciática. Igualmente, espasmos en los omóplatos con irradiación al cuello, provocando lesiones descritas anteriormente.

En Equilibrio en Movimiento, además del tratamiento correctivo que hacemos en caso de lesión aguda o crónica, enseñamos el plan de estiramientos y ejercicios de libertad articular para evitar las lesiones frecuentes de este deporte. La consecuencia entonces es ganar HABILIDAD Y AGILIDAD en la amplitud de las articulaciones para lograr mayor desplazamiento sobre la roca. En paralelo, trabajamos el fortalecimiento de los miembros inferiores de acuerdo al impulso, empuje, y estabilidad que se necesita para avanzar hacia arriba en la roca. ¡No es lo mismo que hacer pesas de pierna!