Fabiola Pineda, montañista mexicana que vive en las alturas

¿Más de 100 ascensos al año a las montañas de México?

Así es, ella es Fabiola Pineda. Integrante del equipo de atletas Salomon México. Escaladora, ciclista y mayormente montañista. “Fab” tiene 33 años, es originaria de la Ciudad de México y su ocupación actual de tiempo completo es ser guía de montaña. Lleva 16 años practicando y aunque quizá (aún) no muchos la conocen, debemos decir que su carrera deportiva habla por sí misma y sin duda es un gran ejemplo para el montañismo nacional.

Tuvimos la oportunidad de platicar con “Fab” y esto es un poco de lo que nos cuenta.

Freeman (F): ¿Cómo fue que te iniciaste en la montaña?

Fabiola (FP): Desde los siete años tuve contacto con la naturaleza, mis papás me llevaron a campamentos y me enseñaron la exigencia que implican las actividades deportivas como el karate y la natación. Años más tarde conocí a Daniel (Navarro), quien fue mi novio por mucho tiempo y con él conocí el amor y la pasión por la montaña.

(F): ¿Recuerdas tu primer ascenso a una montaña?

(FP): ¡Seguro! Fue al Iztaccíhuatl por el lado de San Rafael. Realizamos largas caminatas con mega mochilas en la espalda. Cuando por fin hice cumbre, recuerdo que fue un día súper nevado y te hundías hasta las rodillas. Fue muy desgastante, pero eso me hizo enamorarme de la montaña. Me gusta ese nivel de exigencia que te enfrenta a ti mismo y te hace sentir vivo. 

(F): ¿Qué buscas en tu vida dentro de la montaña?

(FP): Para mí es muy simple, mi vida está en las montañas. Como alpinista buscas un estilo que te defina, pero yo tengo muchos: puede ser escalando en roca, hielo o en una ruta mixta, incluso corriendo a través de ella y como sea, todo me parece de lo más natural. Es una conexión. Realmente puedes sentir las piedras, la nieve, puedes tocar la montaña todo el tiempo y eso es lo que me encanta. Después de haber subido tantas veces puedo decir que ningún ascenso es igual al anterior. Y ya no quieres regresar a casa (risas).

(F): ¿Qué lugares has podido conocer gracias a la montaña?

(FP): He tenido la oportunidad de estar en nueve ocasiones escalando diversas montañas de la Cordillera Blanca de Perú, al igual que en Ecuador y este año en Colombia. He escalado cascadas de hielo en Ouray, Colorado y paredes como El Gigante en Chihuahua y también en Red Rocks en Las Vegas. He estado en Nepal y los Himalayas. Y, además, en muchos lugares increíbles para escalar en roca en nuestro país.

(F): ¿Qué significa para ti la montaña?

(FP): Para mí la montaña es el motor de mi vida, es mi pasión y lo que está siempre en mi corazón.

(F): ¿Cuáles consideras tus logros deportivos más importantes?

(FP): Haber sido la primera mujer mexicana en escalar El Gigante por la ruta «Logical progression«. Contar con el récord de velocidad a la cumbre del Iztaccíhuatl de 1 hora con 55 minutos. Ser integrante del equipo de atletas Salomon México. Y la apertura de «Taco Fish«, una vía de escalada tradicional en el Picacho del Diablo, Baja California Norte. 

(F): ¿En qué otros proyectos participas?

(FP): Recientemente terminó mi participación en el proyecto «La cima de tu vida» 2016, este año mi compromiso fue mayor y la experiencia fue muy enriquecedora. Actualmente estoy en un proyecto de apertura de vías de escalada en el Pico de Orizaba, en una pared que siempre estuvo a los ojos de los montañistas pero nadie se acercó hasta ahora. Este proyecto nació en la mente de tres apasionados de la montaña, Fernando Tijerina, Max Álvarez y Gibran Segura, a quienes agradezco la invitación.

(F): ¿Qué planes tienes para el futuro?

(FP): No me gusta mucho planear el futuro y aunque sí los tengo prefiero no contarlos porque siento que pierden esa emoción y misterio que causa el crear una idea. Sin embargo todos los días tengo presente que mi deporte es el espejo de la vida y siempre busco mejorar en ese aspecto y por supuesto, siempre tener una nueva aventura.