Foto: Russ Bowling (Flickr- CC BY 2.0)

Entrevista: Santiago Carsolio, un nuevo FKT en el Iztaccihuatl

El pasado 21 de abril, Santiago Carsolio realizó un ascenso de velocidad en el Iztaccihuatl que recorrió 42 kilómetros y 3,000 metros de desnivel positivo. La ruta unió Amecameca con la cumbre del volcán en 4 horas y 13 minutos, y de regreso en poco más de 7 horas totales, estableciendo un FKT o «Tiempo más rápido conocido», por sus siglas en inglés.

Platicamos con Santiago para que nos contara del proyecto, la experiencia de realizarlo y lo que sigue para él.

Freeman. Santiago, muchas gracias por esta entrevista. Te vimos hace unos días en el cine como uno de los protagonistas de La Triple Corona en la muestra de Trails in Motion y poco antes supimos que marcaste un nuevo FKT en el Iztaccihuatl. ¿Qué lugar tiene correr en tu vida?

Santiago. Pues no tiene lugar como tal ya que forma parte de mi vida , sin correr es difícil que me halle y sienta a gusto. Es parte de mi día a día ,correr es una metáfora de la vida que también uso para crecer como persona.

F. Para los mexicanos, pero en especial para la comunidad montañista, tu apellido significa mucho. Sin embargo tú, al igual que Karina, ya estás forjando un nombre propio. Pensando en eso, dinos, ¿quién es Santiago Carsolio?

S. Sí, son caminos distintos pero al final siento que llevan a lo mismo que es aprender lo que la montaña tiene que enseñar, realizando nuestro mejor desempeño;cada quien en su campo. y el mío por el momento es subir y bajar rápido sin complicaciones técnicas.

Pues soy un chavo que está en busca de encontrarse a sí mismo y el correr es una herramienta que me ha servido mucho para descubrirme, es muy compatible conmigo ya que soy muy inquieto. Correr me da esos momentos de presencia que busco tanto. Aparte de eso me fascina la naturaleza, por donde le busques siempre me asombra! Me fascina dibujar, pintar, crecer mi propia comida, pasar tiempo con mis seres queridos y viajar.

F. De la gran herencia deportiva que recibiste, ¿por qué elegiste correr? ¿Qué te motivó a marcar un nuevo FKT?

S. Correr entró en mi vida hace dos años por accidente, un día como muchos de vacaciones en Valle de Bravo quedé de ir a la bici con un amigo al cerro. Cuando estaba listo para salir, ya con prisa, me di cuenta de que mi bici estaba ponchada. Tenía tantas ganas de salir que sin pensarlo salí de la puerta de mi casa corriendo al cerro. Me cansé horrores pero me sentí tan vivo como nunca y desde ese momento el correr en el cerro empezó a ser mi nueva pasión y juego. Creo que cada quien elige los caminos que sean más compatibles con uno mismo y, en mi caso, es correr en la montaña. También me gusta mucho la bici o escalar, pero definitivamente algo tiene correr que me prende tanto. El proyecto del FKT del Izta es un proyecto que va más allá de sólo correr, fue una búsqueda. Desde que conocí el Izta quedé asombrado de su belleza y pues la curiosidad fue la principal causante de llevarme hacia allá a observar y sentir a ese gigante. Siempre me ha gustado más la idea de subir hasta la cumbre con tu propio cuerpo desde su base ya que te permites así disfrutar de todas las caras que muestra la montaña: vegetación , orografía y climas. Digamos que eso lo hacía un desafío completo y por lo mismo me llamaba mucho la atención.

F. Cuéntanos, ¿cuál fue el proceso previo a marcar el FKT? ¿En qué consistió tu planeación, el apoyo logístico (en su caso), investigación, etc.?

S. Realmente fue hecho casi en su totalidad por un novato (yo). Nunca había acampado tanto tiempo solo como lo hice los días previos al FKT. Iba demasiado pesado, para la próxima iré más ligero. La planeación empezó desde que surgió el sueño. Una gran ayuda fue una guía de las rutas de ascenso al Izta hecha por Jorge Neyra. Tomé una que estaba marcada como la ruta 8 que sigue toda la Cañada de Hueyatlaco hasta encontrarse con Ayoloco y luego a la cumbre. Antes de ir, lo primero fue conseguir todo lo que necesitaba para pasar una semanita en total soledad, y luego ya en Ameca, pasé 4 días de reconocimiento de la primera sección en la que me perdí 3 de las 4 veces. Lo bueno fue que con cada salida completaba más la ruta hasta eslabonar con la parte alta de la ruta. Una vez ya reconocida la primera parte, salí de Ameca con un amigo al campamento de altura (4,100mts) y ahí permanecí 7 noches de las cuales 5 veces visite la cumbre, reconociendo y marcando tiempos. Los primeros 2 días dudé seriamente que lo pudiera realizar, pero luego, con el esfuerzo diario, me fui dando cuenta de que sí era posible y cuando me sentí fuerte de mente y cuerpo caminé a La Joya donde me dieron aventón a Ameca. Después de un día de descanso, con una ventana de buen tiempo, me lance a hacerlo. El día del reto conté con un poco de ayuda de mi madre que me llevó y recogió de el zócalo de Ameca, y de mi hermano que me acompañó los primeros 5 kilómetros a la ida y a la vuelta. Realmente el día del récord yo cargué todo lo que necesitaba: guantes para correr, 1/2 litro de agua, un ligero rompevientos y 2 sobrecitos de power beans.

F. ¿Te gustaría que alguien rompiera tu FKT en el Izta? ¿Qué le dirías a alguien que en este momento está pensando en intentarlo?

S. Si, de hecho esa fue gran parte de la razón por la que me animé a hacerlo. Ví que en México, fuera de las carreras, no se hace mucho por la carrera de montaña y me parece que aquí hay mucho con qué crecer esta disciplina y la verdad me gustaría formar parte de este movimiento.

Yo le aconsejaría que necesita estar dispuesto a invertirle mucho tiempo ya que en el Iztaccihuatl no es como en otras montañas donde están marcadas las veredas, aquí hay que echarse a la aventura de descubrirlas. Creo que eso es algo bueno porque los mexicanos no somos muy aventureros que digamos. Yo estaría dispuesto a orientarle en lo que fuera necesario.

F. ¿Qué sigue para ti, Santiago? ¿Tienes en mente otros proyectos?

S. Pues este año hay muchas carreras a las que les tengo muchas ganas y otros 2 proyectos de los cuales por el momento aún no puedo revelar identidad (risas). Y fuera de lo deportivo tengo muchas ganas de saltar en paracaídas y pues ya van a comenzar mis estudios en la universidad por lo que estoy muy entusiasmado.

Puedes consultar la ruta haciendo click aquí. ¿Estás listo para intentar superarlo?