Dave Graham encadena Hypnotized Minds V16, su proyecto por 6 años

Tras intentar Hypnotized Minds V16 durante seis años, Dave Graham logra el tercer ascenso de este bloque, uno de los más duros del mundo.

Foto de portada: Dave Graham en Instagram

Dave Graham, uno de los escaladores deportivos y de boulder de élite, quien por más de veinte años ha practicado este deporte, cuenta con más de 700 ascensos, que van del V11 al V15. Sin duda, el norteamericano es una de las grandes leyendas de la escalada.

Hace unos días, de acuerdo a una publicación de sus redes sociales, Graham logró ascender probablemente el proyecto más antiguo que tenía en su lista. A sus 37 años y después de haber perseguido el encadene de Hypnotized Minds desde el 2013, logró por fin realizar este problema ubicado en Veritas Boulder, en Bear Lake Road, cerca de Estes Park, Colorad, mismo que estuvo probando por lo menos dos veces al año durante este tiempo. La persistencia dio sus frutos.

El primer ascenso de Hypnotized Minds lo realizó Daniel Woods en el 2010, escalador que en un principio lo había graduado como V15, pero después de un tiempo decidió subirlo a V16 ya que, de acuerdo a sus palabras en el sitio 8a.nu, no tenía la experiencia que tiene ahora para graduar ese tipo de problemas. El segundo ascenso fue a cargo de Rustam Gelmanov en 2016.

Dicho bloque es el segundo V16 de Graham; el primero fue Creature from the black lagoon, ubicado en el mismo lugar. Con estas palabras Graham compartía la noticia en su perfil de Instagram.

«Es una noticia bastante emocionante compartir que el martes finalmente escalé este increíble problema que ascendió por primera vez la leyenda Daniel Woods. He estado intentando seriamente este bloque durante los últimos 7 años; recuerda mis primeros días en el parque como un muchacho joven mirando esta línea, ya fascinado. La saga realmente comienza cuando caí en el último movimiento dos veces, en lo profundo de la temporada de invierno, justo antes de romperme mi polea en México en 2013. Cuando finalmente me curé, avancé rápido, pero rompí un pie izquierdo clave para el movimiento crucial[…]; sentía como si estuviera comenzando desde cero. Todavía estaba obsesionada. Dediqué todas las temporadas de otoño y primavera a asediar a Hypnotized Minds, abandonando cualquier otro objetivo de escalada con la esperanza de poder superar y conquistar esta secuencia, aunque en medio de condiciones casi alpinas impredecibles, no fue tan simple. La mayoría de mis amigos abandonaron mi esfuerzo y comencé a escalar regularmente solo en la roca. Luchando por ver mis errores, se convirtió en un nuevo tipo de desafío.»

– dave graham