Copa del Mundo de Escalada regresa con victorias de Ondra y Rogora

La primer Copa del Mundo de escalada desde el inicio de la pandemia, realizada en Briançon, Francia, fue el escenario para muchos de los mejores escaladores de competencia del mundo. Adam Ondra y Laura Rogora se llevaron el triunfo.

Foto de portada: Jan Virt/IFSC

El tiempo de contingencia no afectó negativamente a los escaladores de competencia que mostraron su fortaleza en Briançon. De hecho, algunos de ellos se mostraron en plena forma, tomando en cuenta que tenían programada su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio, postergados para 2021.

La modalidad en competencia fue la dificultad, llevada a cabo en un muro instalado en Briançon, una comunidad alpina al sur de Francia, cercana a la frontera con Italia. El evento, transmitido en vivo por los canales digitales de la IFSC, mostró una operación con numerosas implementaciones de higiene contra la dispersión del virus que ha mantenido confinada a la mayor parte del mundo este año.

Laura Rogora, la sorpresa que anunció su llegada

A pocas semanas de haberse convertido en la segunda mujer en la historia en encadenar un 5.15b, la italiana de 19 años logró imponerse para conseguir el oro en Briançon, superando a la favorita Janja Garbret, de 21 años, quien ha ganado 26 eventos de Copa del Mundo, y seis Campeonatos Mundiales. Rogora y Garnbret fueron las únicas dos competidoras en alcanzar el top de la ruta de la final femenil aunque fue Rogora quien tuvo mayor puntaje en la semifinal.

El tercer lugar femenil fue para la francesa Fanny Gilbert, quien dedicó el bronce obtenido a Luce Douady, escaladora fortísima, integrante del equipo francés, quien perdió la vida en junio pasado al caer en un paso de montaña no muy distante Briançon.

Jessica Pilz, otra gran favorita, obtuvo el cuarto lugar femenil de la competencia.

Adam Ondra dominante: «está en su mejor forma, incluso para sus propios estándares»

Charlie Boscoe, comentarista principal de las competencias de la IFSC, describió a Ondra como un escalador «en su mejor forma, incluso para sus propios estándares.» Y con buena razón: el escalador checo fue el único en lograr el top en la ruta de la final, a la vez que mostró una fortaleza superior durante la ronda clasificatoria y semifinal.

El esloveno Domen Škofic, de 26 años, obtuvo la segunda plaza en Briançon, mientras que el fortísimo Jakob Schubert se posicionó en tercero. Una de las grandes figuras de la escalada deportiva, Alex Megos, quien recientemente se convirtió en la segunda persona en la historia en encadenar un 5.15.d, se ubicó en el quinto lugar.

Copa del Mundo en Briançon: Un final emotivo dedicado a Luce Douady

Un comité encabezado por el presidente de la IFSC, Marco Scolaris, así como la familia de Luce Douady, rindieron homenaje a la joven escaladora desaparecida el 14 de junio pasado. La memoria concluyó con las propias palabras de Luce, leídas por su padre:

«Me veo a mí misma encadenando el top, y hay una gran liberación, siento una alegría que no puedo esconder; una alegría tan pura, tan real, tan fuerte dentro de mí, que tiene que derramarse… la extiendo a todas partes: a cada rostro, a cada persona que conozco, comparto mi amor a la vida y mi alegría.»

Luce Douady