Consejos e información: escalar en tiempos del Coronavirus

Foto de portada: Wikipedia Commons.

Entre la paranoia y la indiferencia están estos consejos que, de seguirlos todos, nos permitirán continuar escalando tanto como queremos.

El miércoles 11 de marzo la Organización Mundial de la Salud consideró al nuevo brote del coronavirus como una pandemia, es decir, una enfermedad epidémica que se extiende en varios países del mundo de manera simultánea. Hasta dicho día se habían reportado 118,000 casos de infectados en 114 países y la muerte de 4,291 personas. No obstante, 57 países han reportado diez casos o menos y más del 90% de casos está en solo cuatro países; asimismo, en dos de ellos, China y Corea del Sur, el número disminuye significativamente.

En México, el pasado 11 de marzo la Secretaría de Salud informó que los casos del coronavirus aumentó a 11 en el país y 49 sospechosos. Si bien la situación no es alarmante, sí es oportuno tomar ciertas medidas para evitar contagiarse de Covid-19 que se transmite principalmente a través de secreciones respiratorias.

Los muros de escalada son lugares de gran aglomeración, que resultan delicados frente al coronavirus. Ahora bien, el virus no es particularmente estable en superficies secas, no obstante, es crucial realizar una limpieza más continua de las presas y equipo de entrenamiento, puesto que puede sobrevivir si hay cierto índice de humedad. Así pues, es importante tomar medidas de higiene más estrictas de lo normal.

Consejos

Lávate las manos: al igual que con los resfriados, la higiene de manos es el medio más importante para prevenir la infección. La forma más efectiva es lavarse las manos con agua y jabón durante 20 segundos o más; si no se cuenta con jabón se puede usar un desinfectante a base de alcohol. Hazlo siempre antes de comenzar a escalar.

No saludar con la mano: para evitar el contagio es oportuno no realizar saludos con un apretón de manos, un abrazo, beso o similar.

Estornudar en el codo: al estornudar y toser, tapa la boca y la nariz no con la mano sino en tu codo, o mejor dicho, en la curva del brazo. Lávete las manos después de sonarte la nariz. No toques tu cara.

Cuídate de un resfriado: el ejercicio y el esfuerzo pueden debilitar temporalmente el sistema inmunológico. Ten cuidado de no correr ningún riesgo durante la sesión de escalada o en la hora posterior: abrigate, no toques nada en el transporte público y mantén la distancia.

Con malestar, mejor quedarse en casa: si tienes síntomas de resfriado o simplemente no te sientes bien, lo mejor es quedarse en casa a descansar (no sólo en tiempos de coronavirus, sino siempre).

Evita el contacto con personas que padecen una infección respiratoria y mantén una distancia mínima de 1-2 metros con personas enfermas o sospechosas.

Pospón tu viaje de escalada: considera si un viaje tiene sentido en este momento y si un destino alternativo también es una opción. Una de las ventajas que está trayendo el coronavirus a nivel mundial es que, con la cancelación de vuelos, cuarentenas y demás, los niveles de emisión de dióxido de carbono están bajando y esto está siendo un respiro para el Planeta.

IFSC reprogramará Copas Mundiales de Escalada en China por Coronavirus

¿Entrar en paranoia?

El coronavirus, ahora catalogado como pandemia, es el tema central de todos los medios de comunicación a nivel global. Ahora bien, ¿hay que entrar en paranoia o, al contrario, ser indiferentes?

Se escuchan cosas del tipo «fumar mata más», «muere más gente de problemas cardiovasculares», u otras como la que afirmó Merkel, canciller de Alemania, el pasado 11 de marzo: «entre el 60% y el 70% de la población resultará contagiada por coronavirus si no se toman medidas».

De acuerdo a las estadísticas del coronavirus, solo un 5% de los pacientes presentan síntomas graves, en un 80% de los casos son tan leves que pueden confundirse con fiebre, tos y algo de dificultad para respirar. Hubei, la provincia china donde surgió el virus, ha reportado 67,760 personas infectadas de una población de aproximadamente 59 millones, una tasa de incidencia de 0.11 por ciento.

No obstante, lo que preocupa es que se trata de un virus, es decir, es contagioso a través de la saliva, actualmente se continúa propagando y todavía no existe una vacuna. Entonces, la llegada del coronavirus a los países menos preparados para enfrentarse a él o con personas más susceptibles sí podría desencadenar una tragedia.

La carga sobre el sistema de atención médica depende en gran medida de la propagación de la infección, las capacidades disponibles y las contramedidas iniciadas: aislamiento, cuarentena, distanciamiento social. La pregunta entonces es, ¿está México preparado? Finalmente, la prioridad ahora es reducir el número de contagios en personas vulnerables, mayores o con enfermedades crónicas para evitar el colapso de los hospitales. 

No, no es momento de entrar en paranoia, saquear las farmacias y supermercados, automedicarse o, peor aún, adoptar posiciones racistas frente a las poblaciones asiáticas. Lo que sí es oportuno es cooperar y seguir los consejos antes mencionados para evitar la propagación de este virus que ha acaparado la atención a nivel global.

China cierra el Everest esta temporada por Covid-19