¿Cómo surge un muro en México? La visión de Memento

La escalada en México vive un auge nunca antes visto en nuestro país. Aventurarse a abrir brecha en una joven industria que no ha terminado de probar su valor comercial es precisamente el tipo de conducta que se espera de los escaladores. Hay que aplaudirlo. Los amigos de Memento Climbing nos comparten en este texto la visión con la que iniciaron "el pegue encadenador" al abrir su propio proyecto.

[dropcap size=big]U[/dropcap]n memento es cuando asignas a algo una memoria, ese algo puede ser un souvenir o una sensación, puede ser una canción o un olor, algo que te regrese a ese momento especifico que siempre vas a recordar.  Esta era la idea básica bajo la cual nació el proyecto homónimo: llevar la escalada a otro lugar y que de esta experiencia todos adquirieran una memoria preciada.

La escalada en México es un deporte que ha adquirido una gran fuerza de crecimiento pero, cuando todo empezó, pocos se atrevían a dar un paso firme. Así nació el experimento.  La idea era ver si se podía generar una economía que sostuviera un negocio alrededor de la escalada poniendo un pequeño demo cerca de una zona de alto nivel adquisitivo como lo es Santa Fe, probar cuántos escaladores nuevos se podían generar y empezar a activar el mercado de la escalada para dar formalidad y trabajo a gente apasionada que siempre ha soñado con vivir de esto. Se buscó presentar la escalada frente a universidades y clubes,  padres de familia y jóvenes corporativistas para hacer crecer el entendimiento y practica del deporte.

De lograr lo anterior, la apuesta era conseguir los fondos para construir instalaciones de primer nivel y de todos los estilos de escalada en una zona muy céntrica de la ciudad.

En 2013 Memento abrió sus puertas y, además de recibir a escaladores que antes tenían que cruzar la ciudad para ir a entrenar, se empezaron a integrar nuevas generaciones atraídas por el concepto del deporte. Una cuerda floja para entrenar el equilibrio entre pegues de escalada, un salón con yoga para entrenar la flexibilidad y un lounge para generar convivencia con los amigos. Tres conceptos que juntos complementaban la tarde de escalada.  Ahora en 2015 se añadió el balance nutricional y la oportunidad de mayor integración social con una cafetería para complementar la experiencia.

Memento1

Lo predicho sucedió y la escalada estaba en auge. Una corriente de ejercicio alterna a los gimnasios tradicionales que existía alrededor del corossfit ahora ponía sus ojos en esta nueva alternativa como deporte “mainstream” y modo de vida. Es tan evidente el crecimiento que un año después 2 nuevos gimnasios de escalada de primera línea y lidereados por escaladores de trascendencia también abren sus puertas. Además de que se proyectan tres aperturas más para el año en curso.

Quizá la respuesta por parte de los atrevidos escaladores fue mayor al crecimiento del mercado, pero, sin embargo, crece, y este saludable desarrollo pinta un futuro brillante para nuestro deporte.

Memento Climbing se asienta ahora como un experimento pasional fruto de la colaboración emotiva de decenas de personas, desde ideas y activaciones, trabajo por cooperación y apoyo, hasta tiempo invertido solo por cariño de clientes que pasaron a ser colaboradores. La energía invertida por todos los que en algún momento han cooperado para este experimento son el resultado de una comunidad en crecimiento.

El concepto y visión siguen en la mira de Memento, pero por ahora la dedicación va hacia lo local, generaciones nuevas de mini escaladores de la zona que llegan por las tardes a tener sus primeras experiencias. Grupos de adultos principiantes que han encontrado en esta actividad su paz mental y direccionado su energía.  Ya sea dentro de las instalaciones o trekkeando las cumbres nevadas del país Encontrar actividades que complementen el entendimiento de la escalada mas pura, tales como la danza aérea, la relación e interacción social y eventos corporativos, de caridad o fiestas infantiles que acerquen por casualidad a mas gente a este bello mundo.

Porque escalar es superar un problema de escalada diseñado en el gimnasio asignándolo a cualquier analogía de vida, pasar semanas entre las rocas en el campo o hasta días en la nieve buscando resolver problemas para progresar hacia la cumbre.