6 consejos para navegar en la montaña con poca visibilidad

¿Qué hacer en la montaña cuando hay poca o nula visibilidad? Seis consejos esenciales para navegar en la montaña y volver a casa sanos y salvos.

Orientarse en la montaña cuando hay buena visibilidad plantea pocos problemas para el navegante atento. Sin embargo, cuando la visibilidad es nula, por ejemplo con una niebla espesa, ni el alpinista más experimentado tiene puntos de referencia. 

En terreno montañoso, si el mal tiempo se acerca y la visibilidad comienza a reducirse, lo más sabio es abandonar el itinerario y dar vuelta atrás. Pero ¿y si no fue posible dar marcha atrás?

Como sabemos, en la montaña el clima puede variar de un momento a otro y de forma radical. En cuestión de minutos podemos encontrarnos en un paisaje «vacío», en el que lo único que podemos observar es una masa blanca a nuestro alrededor, no sabemos si ascendemos o descendemos, no hay puntos de referencia, esto es, en términos alpinos, lo que se conoce como el Whiteout.

«Whiteout: condición climática en la que la visibilidad y el contraste se ven gravemente reducidos por nieve o neblina. El horizonte desaparece por completo y no hay puntos de referencia, lo que deja al individuo en una orientación distorsionada.»

¿Qué hacer en esos momentos? Estos son algunos consejos básicos para orientarse cuando el clima nos lo impide, ya sea por tormenta, nevadas o neblinas densas.

Eso sí, aquí partimos del supuesto de que el lector posee los conocimientos necesarios para navegar en la montaña con buena visibilidad (sabe orientarse, leer un mapa topográfico, medir distancias, altitudes, cronometrar, entre otros aspectos esenciales del montañismo). Si no es el caso, lo mejor será que un instructor especializado te enseñe. Asimismo, la orientación en la montaña no sólo requiere de la técnica y la teoría, es una habilidad que mejora con la práctica.

Seis consejos básicos

Mantente geolocalizado

A lo largo de tu expedición, mantente ubicado con la brújula y el mapa o GPS. Recuerda, el GPS puede fallar, así que lo mejor es siempre cargar un mapa topográfico y una brújula, ¡ah, y no al fondo de la mochila, sino a la mano y bien protegidos de la humedad y los golpes!

Observa

Camina observando el entorno, los lugares por los que pasas, detecta puntos de referencia así como lugares que deberás evitar, por ejemplo, terrenos escarpados, rocas, bordes de acantilados, cursos de agua (que podrían aumentar con fuertes lluvias y tormentas), entre otros. 

Si sabes y registras el camino que has realizado, será mucho más fácil recorrerlo de vuelta.

Posiciónate

En la medida de lo posible, antes de que la niebla o tormenta te envuelvan, señala tu posición exacta en el mapa topográfico con ayuda de una brújula o GPS y reconoce la ruta que te permitirá llegar a un camino o pista forestal así como el tiempo que necesitarás. 

Si vas con un grupo de personas, manténganse juntos siempre. A medida que la visibilidad empeora es muy tentador querer acelerar el paso. Deténganse y piensen.

Haz una cosa a la vez

El tiempo es crucial, pero no intentes ahorrar minutos haciendo dos actividades a la vez. No mires la brújula y el mapa o el GPS mientras caminas, esto puede ser peligroso.

Si sabes de dónde venías pero no sabes hacia dónde ir, es mejor retroceder un poco para así posicionarte en el mapa.  

Avisa 

Siempre que puedas, avisa a la policía de montaña, a la dirección del parque en el que te encuentras o los organismos correspondientes (911, Cruz Roja, Brigada de Socorro Alpino A.C., etc.) dónde te encuentras. No esperes a estar perdido.

Mantén la calma

Finalmente, no te propongas caminar recorridos muy largos. Ve poco a poco.  Navegar en la montaña con poca o nula visibilidad, tormentas o nevadas, requiere un enfoque continuo y de calma. El tiempo que tardaste en realizar un recorrido será más tardado bajo estas condiciones. 

No te desesperes, los nervios y el cansancio podrán hacerte dudar de las referencias que antes habías grabado en tu memoria, de la lectura del mapa, entre otros aspectos que serán necesarios tenerlos claros para tomar decisiones correctas.

Aquí les dejamos el primer capítulo de una serie creada por la Asociación de Instructores de Montaña Británica, donde podrán aprender tips de la BMC (British Mountaineering Council) para navegar en la montaña bajo condiciones adversas