Imaginalco «La cima de tu vida»: un proyecto social

La cima de tu vida: Proyecto social

Unimos a lo mejor del montañismo en México para crear experiencias que transforman vidas.  

Por: José Antonio Barroso

Fotos: Helios Nieto

Quienes hemos tenido la fortuna de subir montañas lo sabemos, lo sentimos: más allá de ser un deporte, es una actividad que gradualmente te hace ver la vida de una forma distinta.  “El andinismo te forja el carácter” – me explicaban mientras descendía el Cotopaxi, en una de mis primeras experiencias en montaña.

Fue precisamente ahí, en 2008, que coincidí con un grupo de jóvenes ecuatorianos quienes culminaban un programa llamado “De la calle a la cumbre”, en donde tras entrenarse en tres cimas más bajas intentarían coronar los casi 5900 m del famoso volcán a las afueras de Quito.  Tan cerca iba del grupo, que tomaba motivación en las voces de los guías impulsando a los chicos hacia arriba, imaginando que esos gritos de apoyo también eran para mí.  Al filo de la hora límite para hacer cumbre, me posaba junto con los jóvenes de la Casa de la Niñez 2 justo al lado del cráter.

Imaginalco-1

Años más tarde la vida me permite replicar este programa en conjunto con Imaginalco, un proyecto que trabaja con quienes asisten al Centro Juvenil Xolotlán en San Martín, uno de los barrios más estigmatizados de Malinalco por el contexto de marginación, adicción y pandillerismo en que se encuentra.  Los Xolotlanes, como se hacen llamar, son jóvenes que a pesar de la situación de riesgo en que viven están decididos a tomar opciones más sanas, por lo cual Imaginalco fortalece los factores de protección al facilitarles experiencias formativas y recreativas, mediante el arte, el deporte y el juego.

¿Cómo encaja en todo esto el montañismo?  Porque al practicarlo desafías tus propios límites, esos que están en tu cabeza y que a nivel subconsciente te dicen hasta dónde puedes llegar.  Porque cuando conquistas una gran cima después buscarás otra más alta, y pronto te das cuenta que, en la montaña y en la vida, puedes lograr cualquier cosa que te propongas si tan solo pones esfuerzo y constancia.  Por otro lado, la voz interior siempre se escucha con más fuerza en la naturaleza, ese diálogo interno que pocas veces dejamos fluir, pero que es tan importante porque en él se manifiestan nuestros más profundos anhelos y motivaciones.

La cima de tu vida encontró en Imaginalco a un socio de proyecto excepcional, al punto que lo asumió como propio y lo está llevando a una proporción más allá del planteamiento original.  Con admirable vocación y un profundo entendimiento de su labor, Marcela Orraca, Carlos Ponce de León y Víctor Castillo encabezan estos esfuerzos, y desde hace más de dos años entregan todo por sacar lo mejor de cada uno de estos jóvenes.  La pasión con que se hacen las cosas siempre marca la diferencia.

Los volcanes del centro de nuestro México constituyen el escenario perfecto para esta aventura.  El Nevado de Toluca ofrece distintas rutas para que hasta 40 jóvenes realicen sus primeros dos entrenamientos en altura, mientras que los más aptos llegarán a la tercera salida, en la cual buscaremos el pecho del bellísimo Iztaccíhuatl.  El primer fin de semana de diciembre tendremos nuestro evento de cierre, en donde al menos 12 Xolotlanes intentarán cruzar el Glaciar de Jamapa para situarse en el punto más alto del país, la cima del Pico de Orizaba.  Este último ascenso será acompañado por los guías ecuatorianos que hicieron posible “De la calle a la cumbre”, quienes tras saberse nuestra inspiración nos han brindado su invaluable experiencia para organizar el proyecto en México.

Imaginalco-2

 

La columna vertebral de La cima de tu vida la conforman los guías de montaña que aceptaron colaborar con el proyecto de manera totalmente voluntaria.  Me conmueve ver a una generación de jóvenes mexicanos, empresarios y guías profesionales, que más allá de competir entre sí son capaces de unirse alrededor de una causa en común, poniendo lo mejor de cada uno incluso en su temporada más fuerte de trabajo.  Quienes amamos el montañismo debemos estar orgullosos de todos ellos.  Destaco el apoyo recibido de fundaciones, empresas y reconocidas marcas de equipo de montaña que se han sumado a nuestro esfuerzo, los cuales han contribuido a convertir este sueño en una realidad.

Me permito citar a Marcela en su visión de lo que proyectos como este consiguen generar:

“Cada uno de los participantes en La cima de tu vida (guías, staff, patrocinadores, doctores, documentalistas), automáticamente nos convertimos en un referente nuevo para estos jóvenes.  El simple hecho de convivir con ellos de forma auténtica, desde lo que somos, disfrutando juntos la experiencia de acercarnos a la montaña, es valioso porque todos estamos viviendo formas nuevas de relacionarnos con nosotros mismos, con los demás y  con nuestro entorno.  Lo que más deja huella son las relaciones humanas auténticas, pues de ahí surge el ejemplo que inspira y que nos motiva a ser lo mejor que podemos ser, a disfrutar las cosas más hermosas de la vida”.

Y al final, ¿qué nos llevamos los demás?  Por supuesto, la satisfacción de formar parte de un gran proyecto.  Pero además, al ubicarnos desde la perspectiva de Botas, Tigre, Masas, y el resto de Xolotlanes, tendremos la oportunidad de volver a ver las montañas con el mismo asombro de quienes las visitan por primera vez.  Impagable.